Tucumán perdió más de $3.000 millones de coparticipación en 2019

REPARTO DE FONDOS

La provincia fue una de las que más dinero relegó a partir de la distribución de recursos durante el último año de gobierno de Mauricio Macri. Buenos Aires, en cambio, ganó más de $39.000 millones. ¿Cómo varió el reparto de recursos coparticipables desde 2015? Mirá los gráficos.




Salvo provincia de Buenos Aires, el reparto de fondos por coparticipación en 2019 cayó en todas las jurisdicciones, incluyendo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Así se desprende del informe recientemente publicado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Mientras que en el último mes del año pasado respecto al mismo período de 2018 en la capital argentina los recursos coparticipables crecieron 8,7%, en Tucumán disminuyeron 3,4%. En diciembre, la provincia receptó $6.501 millones, cifra cinco veces menor al distrito portuario que durante todo el año fue beneficiaria de envíos adicionales a modo de compensación por el extinto Fondo del Cono Urbano, un monto que alcanzó $44.000 millones.

Trasladados estos valores a una medición per cápita, se obtiene que en diciembre cada tucumano perdió $1.963, mientras que los bonaerenses ganaron $2.249.



“Desde 2018, la coparticipación contiene un envío por compensación a las provincias, de acuerdo al Consenso fiscal firmado entre las provincias y el Estado nacional. En el mes de diciembre la compensación enviada a las provincias fue de $6.902 millones”, explican desde IARAF.

En el total de coparticipación de 2019, Buenos Aires también fue la única provincia que creció y que además le ganó a la inflación (gracias al monto compensatorio mencionado). Registró un incremento interanual de 9,6%, unos $361.989 millones contra $70.460 millones de Tucumán, lo que significó para nuestra provincia una caída de 3,7% respecto al año anterior, algo así como $3.287 millones menos. Esto tuvo un impacto negativo de 2,6% en las arcas provinciales.




El sistema de coparticipación se rige por dos ejes fundamentales: distribución primaria y distribución secundaria. La primaria se reparte en tres partes: Tesoro Nacional (Nación), provincias y Ministerio del Interior (Aportes del Tesoro Nacional). La secundaria, en tanto, corresponde a porcentajes establecidos por el artículo 4 de la Ley 23.548. En el caso de Tucumán, le corresponde 4,94% del monto destinado al bloque compuesto por las 23 jurisdicciones provinciales.

En promedio en las provincias los fondos coparticipables representan 71% de los recursos provinciales totales (en algunos casos puede representar 90%). En el caso particular de CABA, una de las jurisdicciones históricamente más beneficiadas, la coparticipación alcanza 25% de sus ingresos habituales.

¿Qué pasó entre 2015 y 2019? El estudio marca la desigualdad que hubo en el reparto de la torta de recursos. Si bien en los últimos cuatro años se registró un crecimiento de 9,1% en la participación de las provincias en la recaudación total de impuestos, fueron Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los distritos más beneficiados, con 38% y 20% de aumento, respectivamente. Tucumán, en tanto, pasó de percibir 4,8% de la distribución en 2015 a 2,4% en 2019.



El panorama es mucho peor si se comparan el primero y el último de los años en estudio. La distribución secundaria favoreció ampliamente a CABA y Buenos Aires, con variaciones de 171% y 19%, respectivamente, mientras que Tucumán mostró una caída de 9,1%.



Según el estudio de IARAF, el Consenso Fiscal promovido por el expresidente Mauricio Macri en 2017, y derogado luego por el actual mandatario Alberto Fernández, profundizó la brecha de crecimiento entre Buenos Aires y CABA respecto del resto de las provincias. Dice el organismo que “el aumento de la participación de una jurisdicción sólo podrá ocurrir si cae la porción que se lleva el resto”. En el caso del convenio planteado por Macri, la compensación a la provincia portuaria afectó la distribución primaria, ya que los fondos provinieron del Tesoro Nacional. Esto sumado, además, al aumento del coeficiente por decreto a la ciudad autónoma -en 2016-, que llevó a la jurisdicción a percibir de 1,4% a 3,75% de los fondos coparticipables.

Top