¿Quién filtró el expediente del caso Alperovich?

ESCÁNDALO NACIONAL

Un día antes de la audiencia en la que el juez Pedicone resolvió que la denuncia se investigue en Tucumán y en la Ciudad de Buenos Aires, el canal Todo Noticias publicó parte del expediente. "No puede suceder en una causa de gran magnitud", denuncia el equipo que asiste a la víctima, que solicitó a la Justicia investigar la publicación.

José Alperovich en una de sus concesionarias.




El martes 14 de enero tuvo lugar la histórica audiencia oral y pública en la que el juez de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, Enrique Pedicone, resolvió que las denuncias por presunto abuso sexual con acceso carnal contra el senador nacional en uso de licencia José Alperovich deberían investigarse en los tribunales de Tucumán y Buenos Aires hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva la competencia. Así, las dos denuncias que presentó la sobrina segunda y exsecretaria personal del tres veces gobernador de la provincia serán investigadas y seguirán su respectivo curso en cada jurisdicción.

Unas 24 horas antes de la audiencia, el canal porteño Todo Noticias tuvo acceso al expediente de la causa y publicó en vivo, por televisión, a través de la web y de sus redes sociales información clasificada de la causa, revictimizando y exponiendo nuevamente a la denunciante. El expediente, ¿se filtró o lo filtraron? Había muchos intereses en juego en la resolución de Pedicone y la publicación de detalles de la causa podría haber buscado incidir en la misma.

A través de un comunicado, la propia víctima, que siguió la audiencia desde una sala contigua, repudió la publicación del expediente: “Quise estar presente en este acto, ante la dura exposición que sufrí el día anterior por la publicación sin mi consentimiento en los medios de comunicación del expediente de mi denuncia", explicó.

La joven que denunció al exgobernador tucumano remarcó que la denuncia "merece un tratamiento respetuoso, y ante todo lo respeto yo, por eso me parece importante estar presente a pesar del estrés y exposición que esto me genera. Ya no me impacta la dimensión que esto ha tomado, antes la cargaba sola”. Ella  considera que es “fundamental que se enciendan los motores de ambos juzgados para activar la investigación. Lo de allá y lo de acá según corresponda”.


La defensa de Alperovich, ejercida por Ariel Sosa y Augusto Garrido en representación del estudio porteño de Mariano Cúneo Libarona apeló la decisión del juez tucumano Facundo Maggio de declararse incompetente para llevar el curso de la investigación, y remitió el expediente al juez Osvaldo Rappa en la Ciudad de Buenos Aires. El exgobernador quería ser investigado por la Justicia tucumana y Sosa se escudó en la "economía procesal" para defender esa postura en la audiencia, aduciendo tener "100 testigos" prestos a declarar.

“Nos ha aceptado parcialmente lo que habíamos requerido”, señaló Ariel Sosa tras la audiencia. Pedicone instó además al juzgado de la II Nominación de Tucumán a que en el término de 72 horas recupere la causa, enfatizando que "la investigación debe tramitarse de manera rápida y eficiente en ambos lados hasta que la Corte así lo disponga". Así, Alperovich comenzará a ser investigado en Tucumán (cómo quería), pero sin afectar la investigación en curso en la Ciudad de Buenos Aires.

El fiscal de Cámara Carlos Sale no se fue conforme con la resolución: quería que rechace el planteo de la defensa de Alperovich y que la causa se unifique en los tribunales porteños: "Esto perjudica a todos, no le hace bien a nadie que se divida la competencia y es por eso que todos, de manera uniforme, entienden que se debe entender como un solo hecho, se trata de un solo hecho que comienza el día 17 de diciembre", reprochó, y analizó que "si se hacía lugar a la incompetencia de los Tribunales tucumanos allá en Buenos Aires se iba a actuar más rápido, se iba a trabajar en la causa".

La publicación de TN incluía conversaciones privadas entre el senador nacional y la denunciante y pasajes de su declaración sobre dos de los siete hechos de abuso sexual denunciados: en ellos, la denunciante describe una situación de acoso en la Ciudad de Buenos Aires y el contexto de una presunta violación en Tucumán. ¿Se quiso injerir en la resolución de Pedicone, sugiriendo que los hechos de mayor gravedad tuvieron lugar en Tucumán y que por ende aquí debía avanzar la investigación?

Medios de todo el país se hicieron eco de la publicación del expediente y los chats privados que forman parte de la causa.

En diálogo con FM La Tribu, la vocera Milagro Mariona subrayó que la publicación de TN fue “lamentable” porque “se difundió parte de la denuncia que está radicada en Buenos Aires, junto con capturas de pantalla que solamente estaban a disposición de la Justicia”. “Entendemos que hay un problema dentro de la Justicia”, disparó, por lo que ratificó que han “pedido que se investigue porque nos parece que no puede pasar esto".

“Estamos todo el tiempo animando a que las víctimas puedan denunciar, a que las víctimas se animen, y en un caso de tanta envergadura donde hay una persona que está muy expuesta sucede esta situación. Es un mensaje muy grave el que estamos dando a la sociedad”, sentenció, y aclaró que “desde la fiscalía nos aseguraron que se iba a investigar”.

Además, Mariona confirmó que “desde el canal nos informaron que no iban a seguir profundizando sobre el informe. Parece que tenían más información todavía, esperamos que eso sea así”. No fue sólo TN quien hizo público el expediente y los chats: numerosos diarios y portales de todo el país publicaron la noticia, que también se compartió por todas las redes sociales.

“No es necesario saber dónde la tocó, si cómo tenía el pantalón o cómo la tenía él, sino que tiene que ver con otras cuestiones que tenemos que aprender a abordar desde otros lugares. No nos podemos seguir enfocando en la víctima, en la denunciante y en lo morboso que tienen los actos sexuales cuando son no consentidos sino abordarlo desde otros lugares y me parece que vamos hacia ese lugar”, apuntó.

La publicación del parte de la declaración de la denunciante y de sus chats con su presunto violador no hace más que sumar complicaciones a la investigación, además de abrir nuevos frentes judiciales, que intentaron quizás incidir en las resoluciones de la Justicia y el devenir de la causa. 

La Justicia tucumana disponía de un plazo de 72 horas para recuperar el expediente remitido por Maggio a su par Rappa y comenzar con las investigaciones, mientras se espera la inspección oral en un departamento de Puerto Madero propiedad de Alperovich que se realizará el próximo 22 de enero.


Top