Un funcionario de Tucumán, clave en la relación de Alberto Fernández y el campo

CAMINO A OCTUBRE

El candidato a presidente del Frente de Todos se apoya en uno de los hombres de máxima confianza de Juan Manzur para construir una nueva relación entre el kirchnerismo y el agro, deteriorada tras la 125. Ni Junta de Granos ni Reforma Agraria.

Jorge Neme suena como ministro de Agroindustria de Fernández.




"No se podrá edificar un proyecto sin reconciliar la ruralidad. Es imprescindible reparar tan profundo agrietamiento", reza un documento que se conoció en los últimos días y plantea la relación con el campo que proyecta Alberto Fernández. Para fortalecer ese vínculo, el candidato a presidente del Frente de Todos busca apagar el incendio que ocasionaron los planteos de Felipe Solá y Juan Grabois, y para ello se apoya en uno de los hombres que integran la mesa chica de Juan Manzur y se menciona como posible ministro de Agroindustria: el secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Neme.

En 2008, Alberto Fernández renunció a la Jefatura de Gabinete tras el debate por la resolución 125, que marcó un quiebre entre el kirchnerismo y el agro. El 11 de marzo de ese año, el por entonces ministro de Economía, Martín Lousteau, anunció un sistema de retenciones móviles para el sector que subía la alícuota a la soja del 35% a más del 44% y alcanzando un tope de 48,7%, y una alícuota marginal del 95% para las exportaciones superiores a US$600 la tonelada, lo que fue considerado una medida confiscatoria por el campo y dio inicio a un conflicto que se extendió por más de cuatro meses y tuvo su epicentro en el "no positivo" del exvicepresidente Julio César Cleto Cobos.

El pasado 29 de agosto, Fernández se reunió por primera vez con la Mesa de Enlace que integran los titulares de las cuatro entidades agropecuarias: la Sociedad Rural Argentina, Coninagro, Confederaciones Rurales Argentinas y Federación Agraria, buscando comenzar a construir su relación en caso de ser electo presidente. Su primera misión fue llevarles la tranquilidad de que su política agropecuaria no tendría nada que ver con la Junta de Granos que planteó en su momento Felipe Solá -que integra la mesa chica de Fernández- ni con la Reforma Agraria con la que sueña el dirigente social Juan Grabois.

"Hay un equipo muy amplio vinculado al sector agro-pampeano y a las economías regionales que viene trabajando en una comisión desde hace más de cuatro meses desarrollando documentos. En parte de ese equipo se encuentran Gabriel Delgado y Jorge Neme", precisó Nicolás Trotta, coordinador de equipos técnicos del Frente de Todos en declaraciones a Infobae. Tras el aluvión de rumores de tucumanos que podrían integrar el eventual Gabinete de Fernández, hoy es el secretario de Relaciones Internacionales es el nombre cuyas acciones más cotizan dentro del nuevo armando del albertismo.

"En 2008 la revuelta por la Resolución 125 dejó huellas, hasta ahora, irremediables. Lamentable episodio que legó dos significativas secuelas: la indiferenciación de los actores agrarios y la manifiesta enemistad de los unos y los otros", analiza el informe sobre la nueva relación con el agro que proyecta el entorno de Fernández. 

Jorge Neme disertando el IV Foro Internacional Climactivo. La foto es de la Sec. de Rel. Internacionales de Tucumán.

Por estos días, Neme se encuentra en Estados Unidos participando de la misión oficial que encabeza el gobernador Juan Manzur. Su relación con los sectores agroindustriales es de larga data: se desempeñó como Coordinador Ejecutivo del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) y de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agroindustria de La Nación desde el año 2002 hasta 2016, cuando asumió como Secretario de Relaciones Internacionales de Tucumán y se trasformó en un actor clave del manzurismo, especialmente en materia de comercio exterior. 

En la reunión con la Mesa de Enlace, Fernández señaló a Neme y Delgado como sus interlocutores con el campo. Cuando el candidato a presidente visitó Tucumán, fue Neme quien acercó posiciones como el Centro de Industriales Azucareros, Ledesma y economías regionales, además de encuentros en Buenos Aires con referentes de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro Exportador de Cereales (CEC).

Desde Buenos Aires señalan a Neme como un "articulador amistoso con diferentes CEOs" y apuntan que es quien "introduce los conceptos de federalización" en la relación entre Fernández y el agro, así como quien "trabaja en economías regionales". En caso de imponerse el Frente de Todos en octubre, se espera que el funcionario de Tucumán sea el representante de Manzur en la mesa de acción política de Fernández, que buscaría apoyarse fuertemente en el campo y la industria.

“Hoy la tecnología permite perfectamente segmentar retenciones, fijar IVA diferencial y una política impositiva adecuada para ser mucho más equitativos y justos con cada productor”, enfatizó Neme días atrás, a la vez que negó que Fernández le haya ofrecido ser su ministro de Agroindustria.


Top