Top

Contrapunto entre peronistas por el homenaje a un militar

ACUSACIONES CRUZADAS

Una arteria de Yerba Buena llevará el nombre de un coronel tucumano secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo. Familiares, funcionarios municipales y el concejal capitalino Ricardo Bussi participaron de la inauguración.

Inauguraron la calle Coronel Larrabure en Yerba Buena. Foto: Facebook Marcelo Rojas




Este jueves la Municipalidad de Yerba Buena inauguró la calle "Coronel Argentino del Valle Larrabure", en una esquina de calle Aconquija a la altura de la rotonda de El Corte. El homenajeado fue un militar tucumano, secuestrado en 1974 durante el Gobierno de María Estela Martínez de Perón por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y sobre cuya muerte hay versiones contrapuestas: su familia denuncia que fue asesinado, mientras que desde el ERP se sostuvo que se trató de un suicidio. La iniciativa fue repudiada por el excandidato a diputado kirchnerista José Vitar, que apuntó contra 'Kabuby' Aráoz y recibió respuesta de Marcelo Albaca.

En agosto de 2018, la Cámara Federal de Rosario resolvió unánimemente que el secuestro y fallecimiento del coronel Argentino del Valle Larrabure por parte de integrantes ERP no fue un delito de lesa humanidad. Larrabure fue secuestrado por el ERP el 10 de agosto de 1974 en la fábrica militar de la ciudad cordobesa de Villa María y su cuerpo fue encontrado sin vida en Rosario 372 días después, el 23 de agosto de 1975.

Con la presencia de su hijo Arturo Larrabure, veteranos de la guerra de Malvinas, militares retirados, el concejal Ricardo Bussi y autoridades de la Municipalidad de Yerba Buena hoy quedó inaugurada la calle que lleva su nombre. "Merecido homenaje a un héroe tucumano", rezaba la invitación al evento.



El exdiputado y referente del kirchnerismo en Tucumán, José Vitar, rechazó el homenaje con un duro posteo contra el Concejo Deliberante de Yerba Buena a través de las redes sociales.

"Ahora quiero que el Concejo Deliberante de Yerba Buena comience a designar a cada una de las calles de Yerba Buena con el nombre de los desparecidos del municipio, empezando por mi amigo José D´Hiriart, ejemplo de bonhomía y altruísmo. Da asco esta provincia llena de fachos y botones!! Y lamento que Kabubi Araoz, nieto de militantes montoneros haya suscripto esta ordenanza, ejemplo de mirada sesgada del dolor que vivimos en los 70", arremetió.




En el posteo de Vitar, llegó la respuesta del peronismo yerbabuenense: el concejal electo Marcelo Albaca recordó nombramientos de calles en el municipio en homenaje a detenidos desaparecidos y sostuvo que "los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, hoy están más presentes que nunca". "Estimado compañero, el HCD de Yerba Buena fue pionero en designar calles con los nombres de desaparecidos, y fue durante nuestra gestión 2011-2015 que junto a los concejales y de manera unánime nombramos e inmortalizamos en las calles de San José a los compañeros Leandro Fote y dora vega y con ellos a los 30.000 detenidos desaparecidos, hoy están más presentes que nunca", fue su contestación.



Los concejales macristas Javier Jantus y Marcelo Rojas, y Ricardo Bussi celebraron la iniciativa a través de la misma vía.








El fallo unánime de la Cámara Federal de Rosario fue firmado por los jueces Fernando Barbará, Aníbal Pineda, Jorge Gallino, Elida Vidal y José Toledo, y los magistrados ratificaron el archivo de la investigación.

El camarista Gallino sostuvo que "la doctrina de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de nuestro máximo tribunal impone, de momento, el rechazo de la imprescriptibilidad de los hechos que nos ocupan. En efecto, en primer lugar, no se ha acreditado que el hecho tratado fuera cometido como parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil en el marco de una política de Estado o de una organización con apoyo estatal, extremos que es crucial probar, por tratarse de elementos de contexto descritos en el encabezado o preámbulo del art. 7 del Estatuto de Roma, que establecen las condiciones que debe reunir la comisión de alguno de los delitos que se enumeran en el artículo para constituir un crimen lesa humanidad".

En ese sentido, Gallino advirtió que "respecto a las organizaciones o grupos no estatales, inexorablemente se requiere que cuenten con el apoyo, la colaboración o tolerancia del poder público en la infracción de los derechos reconocidos en la Convención, quedando al margen del concepto de crimen de lesa humanidad los actos individuales que no respondan a una política sistemática y general violatoria de los derechos humanos". La querella que impulsó la causa inició una presentación en la que sostenía que el ERP era "una poderosa organización armada, que había recibido el apoyo de los Estados argentino, cubano y chileno".

El mes pasado, el coronel Larrabure fue homenajeado por el Ejército argentino con la inauguración de un laboratorio de química con su nombre en la Facultad de Ingeniería de la fuerza, del que participaron el ministro de Defensa Oscar Aguad, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj y el jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini.