Top

"Niñas, no madres": el mural que impacta a los vecinos de la calle Cuba

8M

Un grupo de muralistas transformó una de las cuadras con mayor carga simbólica de Tucumán. “Temíamos que blanqueen la pared a las dos horas pero pasó todo lo contrario”, destaca Joana Berrondo. Este viernes al mediodía se inaugura en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El mural de la calle Cuba se inaugura este viernes al mediodía. Las fotos son de Artistas autoconvocades.




Hace unos años la calle Cuba fue una de las cuadras inevitablemente asociadas a la prostitución en Tucumán, a la explotación sexual de sus trabajadoras, a las noches protagonizadas por los clientes en uno de los principales prostíbulos de la zona del parque 9 de Julio. Frente a La Perla, el emblemático almacén pintado de rojo Coca Cola, hoy el pasaje es otro: un grupo de ocho artistas muralistas intervinieron una de sus paredes bajo el lema de lucha: “Niñas, no madres”.

Joana Berrondo, Ana Singh, Jennifer Bairo, Silvina Santillán, Antonella Barrionuevo y Luciana Cabrera integran la agrupación Muralistas autoconvocades y este viernes al mediodía, en el marco del Día Internacional de la Mujer, inaugurarán el mural que reemplaza al que representaba a Scalabrini Ortíz y homenajeaba a la historia del ferrocarril en El Bajo, uno de los principales pulmones de la ciudad. 

Hoy, como dice Dylan, los tiempos están cambiando, y este 8 de marzo llega en el marco de una lucha constante de las mujeres asesinadas cada 30 horas en la Argentina y con casos graves en Tucumán como la violación a “Lucía”, la niña de 11 años, y la dilación en practicarle una ILE.  “Somos artistas de Santa Ana, de Aguilares, de Concepción, de la ciudad, acá reunidas en la lucha por visibilizar a la mujer y sus luchas. Lamentablemente en Tucumán no tenemos espacios para hacerlo y los trabajos para hacer murales son dados a varones. Por eso ahora, a través de la vecina que nos cedió su pared, y la artista que había pintado el mural anterior, nos pusimos manos a la obra: autogestionamos los elementos para pintar, conseguimos aportes del colectivo Ni Una Menos del cual formamos parte de la Comisión de Cultura y acá estamos haciendo una obra de arte colectiva bajo la consigna Niñas, no madres”, le explica a eltucumano.com Joana, estudiante de Psicología y autodidacta.

El mural retrata a niñas en distintos aspectos de la infancia: “Lo que nosotras queríamos plasmar a partir del caso de ‘Lucía’ era que, a través de cada artista, se retrate a alguna niña y sus emociones relacionado a toda esta tortura y violación que se está viviendo en la provincia. En este marco quisimos retratar la fantasía de la niñez, la infancia libre, la tristeza en el rostro de una niña que llora lágrimas con los colores del arcoíris, u otra niña con la mano en alto para parar la violencia”.

La experiencia desde que comenzó el mural fue muy fuerte para las muralistas y para los vecinos de la zona: “Teníamos un poco de temor en los vecinos y a su reacción, pero fueron muy solidarios desde que llegamos acá. Les llama mucho la atención los colores, preguntan por qué son niñas, por qué están llorando".

"Les parecía genial que hayamos quitado el basural, desmalezado la zona e intervenido así: lo aprecian desde una cuestión estética y nosotros buscamos así tratar de instalar el por qué, el para qué de lo que está pasando. Los vecinos están impactados y celebran lo que vamos a terminar de hacer este viernes a partir de las 9, cuando daremos los últimos retoques a los detalles que faltan y al mediodía habrá una inauguración simbólica”, concluye Joana, mientras retoca los colores de la niña que eligió pintar: los del arcoíris que esa niña llora.