Top

"BGH se enfermó en 2015, entró en agonía en 2016 y esto es una muerte anunciada"

TRAS 50 AÑOS

La planta de BGH en Tucumán despidió a todos sus empleados y anunció su cierre definitivo. La apertura de importaciones fue un golpe del que nunca se pudo recuperar.




Después de más de 50 años, la planta de la empresa BGH en Tucumán anunció su cierre definitivo y el despido de los últimos 40 empleados que aún continuaban trabajando en el lugar.

"La fábrica entró con su enfermedad en 2015, y a partir de 2016 entró en agonía. Esto es una muerte anunciada, desgraciadamente", consideró Marcelo Sosa, titular en nuestra provincia de UOM (Unión Obrera Metalúrgica).

A la hora de explicar los motivos, el secretario general indicó que "veníamos teniendo idea de lo que iba a pasar por la sencilla razón que cayó el poder adquisitivo y se abrieron las importaciones. Si a la gente no le alcanza para comer, un celular pasa a ser una cosa muy secundaria".

En este contexto, la compañía se comprometió a abonar el 100% de la indemnización a los empleados, y a reconocer los años que estuvieron en consultoría.

“La mayoría de las empresas que venían medio medio en el último gobierno de Cristina, conseguían algún subsidio o alguna cosa de esas, pero con este gobierno se les terminó de dar un golpe de gracia”, explicó Sosa, en diálogo con eltucumano.com. El dirigente consideró, en este sentido, que la gestión de Mauricio Macri “abrió la libre importación, quitaron subsidios, aumentaron los insumos, la luz, el gas … no quiero justificar ninguna empresa, porque ninguna empresa deja de ganar plata, pero el gobierno este ayudó para que esto ocurra”.