Top

Al filo de la prescripción, la Justicia Federal fijó fecha al juicio por la corrupción en el manejo de los fondos destinados a la Ciudad Universitaria de la UNT

estafa a la unt

El Tribunal Oral Federal de Tucumán citó a los imputados Cerisola, Sacca, Venturino y Cudmani al debate oral y público para los días 29 y 30 de abril de 2024. La causa federal lleva más de una década encubriendo el delito principal que dio origen al desmanejo de los fondos de YMAD: la falsificación del mega campus en San Javier -ordenado por la ley 14.771- contra la UNT, perpetrada por los exrectores radicales Marigliano, Campero y Cerisola –y su vice Pini Rossi de Hernández – y actuales funcionarios como José Hugo Saab y Augusto González Navarro.

José Hugo Saab y un relato judicial que lo protege, en la Justicia Federal y en La Gaceta.





Finalmente al límite de prescribir, la Justicia Federal fijó el 29 y 30 de abril de 2024 como las fechas en la que se realizará el juicio por la causa del robo de la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), y la malversación de fondos de la minería nacional que debían destinarse por ley a la construcción del campus en San Javier, maniobras perpetradas por los exrectores radicales Mario Marigliano, Rodolfo Martín Campero, Juan Cerisola   – y su vice Pini Rossi de Hernández– , como también a los actuales funcionarios  José Hugo Saab, Augusto González Navarro, entre otros.

De acuerdo a un decreto del Tribunal Oral Federal de Tucumán, que se firmó el pasado 15 de noviembre, “atento al estado de la presente causa, fijase como fecha de inicio para la realización de la audiencia de debate oral, los días 29 y 30 de abril de 2024, a horas 9:30, en la sede de este Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán, sito en calle Chacabuco N° 125, de ésta ciudad”.

En ese sentido, señalaron que “haciéndose saber a las partes que durante el transcurso de las audiencias se fijará fecha para la continuidad de la misma, conforme art. 365 del CPPN. Cítese a las partes, testigos y peritos”.

Decreto del Tribunal Oral Federal de Tucumán.- 




En abril de este año el diario La Gaceta había anunciado que las audiencias comenzarían a fines de octubre, Cerisola y los exfuncionarios Luis Sacca, Olga Cudmani y Osvaldo Venturino aún no pasaron por el banquillo de los acusados. Con diferentes maniobras, las defensas dilataron el inicio una y otra vez. Sin embargo, el 17 de octubre "se incoporó al sistema Lex100 el informe pericial proveniente de la Corte Suprema de Justicia la Nación, por parte del ingeniero Francisco Guzmán, siendo esta la última prueba pendiente de producción en el marco de la causa de referencia", según el pedido de Camuña, por lo que ya no habría motivos ni excusas para no fijar una fecha de inicio.



A principios de noviembre, el fiscal Pablo Camuña había advirtido que la causa podía caer en la impunidad, por lo que pidió “evitar cualquier posibilidad de prescripción de la acción penal”. Uno de los imputados también ha pedido en cinco ocasiones que se estipule la fecha.

Este viernes, Camuña reflejó en su cuenta de X (exTwitter) la resolución del TOF pero dejó en claro que en el debate serán juzgados el exrector Cerisola, y los funcionarios Luis Sacca, Olga Cudmani y Osvaldo Venturino, por lo que al no investigar a otros involucrados, los posibles delitos que surgieran en el juicio que comenzará en abril, serán motivos de otro juicio que los tucumanos esperan no prescriban.

En su investigación, el fiscal federal Carlos Brito omitió el delito principal: el robo de la Ciudad Universitaria universitaria. Los fondos para esta obra debían provenir de las regalías de la minería, como marca la Ley 14.771 de creación de YMAD, que indica que el 40% de esos ingresos debían destinarse a construir un gran campus universitario "conforme a los planos ya aprobados". Dichos planos fueron localizados este año por eltucumano.com, a los que nunca acudieron las autoridades universitarias, que optaron por utilizar los fondos en meras refacciones edilicias para el Museo de la UNT -en la ex escuela de Agricultura- y la Escuela de Cine -en instalaciones de Canal 10-, sentando las bases de un sistemático despojo a la UNT que continua hasta nuestros días.

El plano que muestra la magnitud de la Ciudad Universitaria.- 



El delito contra los tucumanos comenzó a ejecutarse en 2005 con un “anticipo de utilidades” por USD 1.000.000 (un millón de dólares estadounidenses) que Rodolfo Martín Campero – en su doble rol de gerente de Minera Alumbrera LTD y al mismo tiempo representante de la UNT en Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) – negoció para su correligionario y entonces rector de la UNT, Mario Marigliano –ya fallecido-.

Ese millón de dólares de utilidades – adelantados directamente desde la empresa minera al rectorado de Marigliano-, se otorgó en el marco del artículo 18 inciso b) de la vigente ley 14.711 que ordena repartir el 40% de las ganancias de la minera YMAD en favor de la UNT para la construcción de la Ciudad Universitaria en San Javier de acuerdo a los más de 2500 planos elaborados por la UNT en 1948 y hallados por eltucumano en la planoteca de la Casa de Altos Estudios.


La letra del artículo 18 de la ley 14771 que el diario La Gaceta no pudo leer y publicar por décadas.-

Sin embargo, y contra el mandato de la ley que ordena destinar las utilidades mineras a la construcción de la Ciudad Universitaria en San Javier, el entonces rector de la UNT Mario Marigliano malversó los dólares recibidos y los utilizó en meras refacciones edilicias para el Museo de la UNT - en la ex escuela de Agricultura- y la Escuela de Cine -en instalaciones de Canal 10-, sentando las bases de un sistemático despojo a la UNT que continua hasta nuestros días.

De acuerdo a documentación firmada por los propios ex rectores, el 8 de Marzo de 2005 la UNT recibió un millón de dólares de Minera Alumbrera LTD a cuenta de “futuras utilidades” en el marco del artículo 18 inciso b) de la ley 14.711 que ordena la terminación de la Ciudad Universitaria en San Javier de acuerdo a los planos desarrollados en 1948.

En efecto, la acreditación del ingreso de los dólares a la UNT en 2005 consta en la requisitoria que ambos ex rectores -y directivos de YMAD por la UNT- presentaron con sus firmas el 10 de septiembre de 2007 ante el entonces rector de la UNT Juan Alberto Cerisola:

“De acuerdo con el seguimiento contable e institucional de los aportes realizados a la Universidad Nacional de Tucumán por YMAD, tratados oportunamente, tenemos el agrado de dirigimos al Señor Rector a fin de informarle que el Directorio de la empresa nos ha encomendado solicitarle quiera tener a bien brinde a YMAD la documentación necesaria que permita ponderar la marcha de los trabajos y/o actos conducentes a obras para la construcción de la Ciudad Universitaria, en el marco de los alcances del Artículo 18 inciso b) de la ley 14771, le reclamaron Campero y Marigliano a Cerisola.

Las firmas de Campero y Marigliano que prueban el cabal conocimiento del fraude a la UNT que perpetraron en 2005.



“Lo expuesto que se encuentra detallado en las Actas pertinentes celebradas entre la UNT e YMAD, tornan necesario contar con la citada información, toda vez que el Señor Rector, en virtud de lo establecido en el inciso b) del mencionado Artículo 18, ha manifestado en cada Úno de los convenios de pago celebrados entre YMAD y la Universidad Nacional de Tucumán, que "a la fecha no se encuentra concluida la Ciudad Universitaria, por lo cual la recepción de los fondos se hace en el marco del precitado inciso, prosiguieron los descarados ladrones de la Ciudad Universitaria en San Javier.

El arribo del millón de dólares mineros al rectorado de Marigliano se ejecutó a través de un fideicomiso financiero entre el rectorado de la UNT y el Banco Río bajo la “veeduría” del arquitecto Raúl Torres Zuccardi - consejero superior del Mariglianismo- y contó con un dictamen favorable de la dirección de Asuntos Jurídicos a cargo de Augusto González Navarro y la aprobación del Consejo Superior de la UNT (expediente 1552-2005).

El expediente que dio origen al Robo de la Ciudad Universitaria en San Javier tiene fecha de ingreso el 4/11/2005 a las 12:00:00 a.m. y su carátula reza textual: “Aprueba las gestiones realizadas por el sr rector y sres rectores de YMAD tendientes al cobro anticipado de utilidades que pudieran corresponder en el futuro a la UNT y autoriza al sr. rector a celebrar los convenios necesarios para el cobro ante la empresa Minera Alumbrera por u$s 1.000.000.-determina que el arq. Raúl Torres Zuccardi actuará como veedor. Se agregan notas referencia al contrato de fideicomiso en garantía Banco Río, comprobantes y copia de notas del sr. rector n° 4,5 y 6/06(03-03-06) se agrega nota de pedido de fondos n° 3 y transferencia por $146.310,99 del arq.Torres Zuccardi(18-10-06)”.

La maniobra de Campero y Marigliano pasó inadvertida para el diario La Gaceta que desde 2005 hasta hoy jamás publicó el texto del artículo 18 inciso b) de la ley 14.711 que ordena construir -"de acuerdo a los planos ya aprobados" (sic)- la Ciudad Universitaria en San Javier, campus universitario valuado en 5.700 millones de dólares según Sergio Mohamed actual secretario de Obras y Planeamiento de la UNT.

Según La Gaceta, el arribo del millón de dólares a manos de Marigliano en 2005 se produjo porque "una ley en vigencia determina que el anticipo de utilidades debe ser aplicado a la realización de obras públicas".

Aunque la nota del centenario diario tucumano data del 24 de noviembre de 2005,  el millón de dólares frescos provenientes de Minera Alumbrera LTD ya había arribado a las arcas de la UNT 9 meses antes. Así trataba el diario La Gaceta el desvío de los fondos que correspondían a la Ciudad Universitaria en San Javier por parte del extinto Marigliano: 


De acuerdo al centenario diario tucumano, Marigliano - al dejar inaugurado el Museo de la UNT (MUNT) en mayo de 2006- abogó por la construcción del Instituto de Arqueología “con la tercera parte del millón de dólares que le resta recibir a la UNT del YMAD". "Las dos partes ya se invirtieron en este Museo, en la Escuela de Cine, y en otros establecimientos dependientes de la Universidad", señaló entonces Marigliano al diario condescendiente.