El pedido de Mollo: “Colaboremos los que tengan un instrumento”

MÚSICA PARA LAS ESCUELAS

El cantante de Divididos y su compañero, Diego Arnedo, se sumaron a la campaña que encabeza el actor y baterista Matías Vega.

Foto: Job Monjes




Desde hace poco más de ocho años que Matías Vega comenzó a trabajar con Música para las Escuelas, el movimiento que busca llevar instrumentos musicales a las instituciones de alta montaña. La última edición se realizó el pasado mes de septiembre, donde se recaudaron cosas para Amaicha del Valle. Ahora, los que aprovecharon para pedir colaboración fueron los muchachos de Divididos, Ricardo Mollo y Diego Arnedo.

La legendaria banda del rock argentino estuvo el sábado por la noche en el club Central Córdoba, en el marco del primer Atahualpa Rock. En los camarines del lugar, Mollo y Arnedo se dieron un tiempo para grabar un video, pidiendo colaboración para la Fundación. “Bueno muchachos, colaboremos los que tengan ganas, los que tengan un instrumento en la casa que no usen, con los muchachos que están juntando instrumentos para las escuelas de alta montaña”, comienza diciendo el cantante en el video que se viralizó en las redes

“A Divididos llegamos por contactos, de contactos, de contactos. Les llego una cartita que escribí a las apuradas con mi letra de changuito jajaja. Ahí le pedía que suban un video como lo hicieron”, cuenta Matías Vega en diálogo con eltucumano.com. “Desde hace 10 años que sueño con encontrarlos y pedirles que me inviten a tocar La ñapi de mamá en la batería jajaja. Hace poco que cambie ese sueño por el del video que ahora subieron, así que imagínate. Es casi lo mismo para mí. Es el otro sueño del pibe’”, agrega.


Música para las Escuelas nace hace 8 años, con un festival solidario (con otro nombre) para juntar ropa y juguetes en Navidad para la escuela de Los Zazos, en Amaicha del Valle. Al llegar a la escuela y conocerla en profundidad, vimos que tenían una guitarra sin cuerdas y un bombo sin parche. De ahí nace la idea de juntar plata para comprar instrumentos musicales y que cada año se elija una escuela distinta”, señala Matías.

El actor y músico comenzó solo con la movida y poco a poco se fue sumando gente a la causa: “Los primeros tres años organice solo el festival. Después se fueron sumando gente y hoy en día somos una Fundación que cuenta con siete personas trabajando activamente, además de 50 voluntaries de distintas edades. Además, es importante recalcar que no tenemos banderas de ningún partido político ni religioso”, agregó.


“Nuestra política se basa en generar oportunidades, de manera desinteresada y siempre en pos de pensar en la otra persona con amor”.


“Hoy por hoy se puede colaborar donando instrumentos musicales que tengan sin usar en casa, y si alguien se la juega y nos quiere regalar instrumentos nuevos, no nos quejamos, jajaja. Algunas personas prefieren darnos el efectivo para cubrir gastos de restauración de instrumentos o gastos generales”, señala Vega. ¿Cómo se los contacta? “Por Instagram o Facebook, con el nombre de Música para las Escuelas”.



Top