Dicen que es el Alkalá tucumano, pero él quiere ser Franco Saracho Díaz

Merenteto de acá

Franco es de La Cocha y empezó a abrirse camino en la movida tropical tras su participación en el programa Pasión de sábado. Ahora estrenó su primer videoclip con una canción que homenajea a su abuela. Conocé su historia y emocionate con el video.

Franco Saracho Díaz, el Añkalá tucumano. (Crédito: Franco Melo)




- Che tenés la voz parecida a Alkalá
- Y ese quién es – preguntó Franco Díaz no por soberbia, sino con genuino desconocimiento. 

Transcurría el 2004 y el merenteto comenzaba a sonar en las radios y boliches de todo el país, también en La Cocha donde Franco hacía sus primeras armas como cantante de folclore. Todavía no tenía ni noticias del meretento, ese género tropical  que nació de la fusión del merengue de República Dominicana y del cuarteto cordobés y que tiene a los hermanos dominicanos Jean Carlos y Nolberto Alkalá como sus principales referentes. Desde aquel entonces, a Franco Díaz lo comparaban con el cantante centroamericano. 

Lo que terminó de consolidar la imagen del cantante de La Cocha como el Alkalá tucumano fue su participación en el concurso de talentos del programa televisivo más popular de la música tropical en Argentina: Pasión de sábado. Y ahí fue que la conductora Marcela Baños lo comparó con el caribeño: “Sos igual al negro Alkalá… ¡Qué impresionante!”. En esa aparición televisiva, Franco no sólo cosechó los aplausos del público y los elogios del jurado, sino que terminó cantando unas estrofas a duo con el popular artista. La semana pasada, después de haber encantado a todos con su voz en cada una de sus participaciones y de haber avanzado varias instancias en el concurso, su sueño terminó: “Estoy contento de haber podido participar de un programa tan lindo como el de Pasión de sábado. No tuvimos la suerte de seguir avanzamos, pero fue una linda experiencia. Hubo un temita con la producción porque ellos me pidieron dos canciones, pero no eligieron mi versión. Lo mismo dimos batalla, si nos daba la versión nuestra iba a ser otra cosa. Los productores me trataron muy bien, espero que haya un reprechaje”. Para Franco Saracho Díaz la eliminación del certamen no fue un final, sino apenas un comienzo.
 
Eso sí, impulsado por el empujón que le dio la pantalla más caliente de la movida tropical, Franco quiere ganarse un lugar y un nombre propio en la cumbia. En eso anda por estos días y lo deja en claro:

- Muchos te conocen como el Alkalá tucumano…
- Sí y está todo bien, pero me gustaría que me conozcan por mi nombre. Por lo que yo soy, no por lo que hizo otra persona.

Y aclara cómo surgió ese paralelismo: “Muchos me comparan con Alkalá y Jean Carlos. Yo lo conozco y tengo mucho contacto con Nolberto. Es verdad que tenemos un timbre de voz parecido, pero yo canto en otro registro. Yo hago un estilo más rápido, más fiestero, más jodón. Todavía estoy buscando mi estilo”. 

Franco tiene 28 años, vive en el centro de la Cocha y es hijo del policía retirado Enrique Díaz y de la ama de casa Vilma Albarracín. Además, es papá de Steffano, de dos años. Franco es Franco Díaz, a secas. Lo de Saracho surgió de cuando tenía apenas cinco años y cantaba en el coro de una iglesia evangélica donde el pastor era Saracho. Franco solía repetir que él era Saracho y su tío Manuel, más conocido como “Cebolla”, se lo endilgó como apodo. Cuando empezó a trajinar los escenarios desde los doce años, cuando empezó a cantar folclore, el Saracho fue también su nombre artístico: “Arranque desde muy chico y ahora se me están abriendo un poco más las puertas. Hace dos años tenía una pizzería que se llamaba Emanuel y la cerré porque me metí fuerte en lo de la música”.

Además de su trabajo como artista, Franco conduce un programa de radio en FM Ecosur (87.9) los sábado de 14 a 19. Su voz es ya una voz reconocida no sólo en La Cocha, sino en todo el sur de la provincia. Y si bien es el referente local del merenteto, ese género creado por dominicano Jean Carlos, su principal referente en la movida tropical es “El Potro” Rodrigo: “Él ha sido un ejemplo musical para mí. Quiero ser un ídolo como él, hasta el día de hoy escucho sus canciones”. Todavía le falta hacerse camino al cantar, pero sabe que va por la buena senda y confía en llevar su nombre a lo más alto de la escena nacional: “Ahora vivo de la música y de la radio. De momento me va bien, no pensé pasar tantas etapas. Siempre hay que dar batalla en la vida, no bajar los brazos. Estoy feliz de lo que me está pasando, esto es como un sueño para mí. No soy conformista, quiero ir por más. Tratemos de entrar en la movida tropical”.

Y en ese camino que se ahora se le abre, la última novedad es el videoclip del tema “Estrellita mía” que está dedicado a su abuela Juana Albarracín quien falleció en 1997: “Prácticamente me crió y todavía la extraño mucho”, se confiesa el cantante. La canción es una versión propia, en clave de merenteto, de un tema de la banda de folclore “Los sacheros santiagueños”. Entonces le propuso a Franco Enrique Melo que filmaran el video de la canción, Franco le contestó que él es fotógrafo y mucha idea no tenía en el área audiovisual, pero se animó. Eligieron filmar en distintos paisajes del sur tucumano como La Cocha y Los Pizarros, también en Alijilán, en Catamarca, donde el cantante tiene algunos familiares: “Es un video que hicimos con recursos propios. No tenemos mucho dinero, pero sí muchas ganas de trabajar. Son cosas caseras pero con buena calidad y la verdad que tuvo muy buena repercusión”.

Para Franco Saracho Díaz el trago amago de la eliminación en el certamen televisivo ya pasó y, las cuentas personales todavía le dan con saldo a favor, aunque también es consciente que le queda camino por recorrer: “La gente de Tucumán ya me conocía un poco, pero no tanto como ahora después de lo del programa, que es un gigante de la movida tropical. Eso me llena de mucha satisfacción y orgullo. Hay que seguir trabajando, el concurso no es el punto final, es un camino que se abre para pasar a otro nivel”.

Y ahí va, de escenario en escenario, de canción en canción, Franco Saracho Díaz, el nuestro, el Franco Saracho Díaz tucumano. 

Mirá su primer videoclip:



Top