"Murió César Pelli": la carta a su madre que conmueve a Tucumán

QEPD

La muerte de César Pelli ha conmovido a Tucumán: uno de los tucumanos más notables ha dejado este mundo este viernes y una carta escrita por Rubén Aguilera ha estado a la altura del maestro y de su madre.

Adiós, César.




La muerte de César Pelli ha conmovido a Tucumán: uno de los tucumanos más notables ha dejado este mundo este viernes y una carta escrita por Rubén Aguilera ha estado a la altura del maestro y de su madre. Dice así: "Ha muerto César Pelli, el arquitecto argentino más famoso en el mundo. Que descanse en paz. Quiero tener un recuerdo para su madre a la cual él había querido mucho. Se llamaba Teresa Bernabela Suppa y dejó su impronta en la docencia y en el deporte atlético nacional. En el deporte a los 22 años Teresa había organizado en San Miguel de Tucumán el primer torneo atlético femenino del que se tenga registro en el país. Fue el 10 de setiembre de 1922, como bien lo documenta el Diario La Gaceta en su edición del día siguiente, y lo organizó el club Deportivo Sarmiento asistiendo el gobernador Octaviano Vera. Se desarrolló en la cancha del club organizador en la avenida Benjamín Araoz y amenizó la programación la Banda de cuerpo de bomberos de la ciudad".

"El Diario “La Argentina” de la ciudad de Buenos Aires lo destacó el día 13 con el título “Una nota interesante en el interior del país” y un material a dos columnas donde destacaba “creemos que con el torneo del domingo, Tucumán alcanza para ella el honor de haber sido la primera de nuestras ciudades en que la mujer, no titubea, en presentarse en los verdes campos del sport a demostrar, también, el vigor de la raza, espectáculo que reconforta el ánimo”.

"Cuando en 1923 el club Femenino Alfa organizó el primer torneo internacional en la ciudad de Buenos Aires, en las instalaciones de Geba, ella fue la delegada del equipo de Tucumán mientras que las chicas de Rosario fueron acompañadas por quien un año después sería subcampeón olímpico del salto triple, Luis Brunetto. Los méritos y la cualidades de Teresa ya eran reconocidos y en ese primer torneo internacional femenino ella integró el jurado con prestigiosos jueces de su tiempo. Teresa Suppa alguna vez escribió que “todos buscamos un espejo donde reflejarnos” y su hijo César muchos años después ante la pregunta de una periodista acerca de cual había su imagen a imitar respondió que su madre había sido esa figura".

"La madre de Pelli había estudiado en la escuela vocacional Sarmiento dependiente de la Universidad Nacional de Tucumán fundada en 1904 en la capital provincial donde había nacido el 11 de Junio de 1900. El acto de promoción se había realizado en el salón blanco de la Casa de Gobierno. Y esa vez sus palabras sorprendieron a los presentes entre los cuales se encontraba el Gobernador Ernesto Padilla".

"Estaba comenzando una larga vida en la docencia. Teresa murió en Buenos Aires el 16 de julio del 2000 a los cien años. Fue maestra de primer grado, profesora de geografía, francés, inspectora de Escuelas técnico-profesionales, vocal del Consejo de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial. Cuando se jubiló ella y su esposo se radicaron en Córdoba donde creó un Instituto de Enseñanza. Y en esa provincia integró el Concejo General de educación. También organizó un plan de Estructuración del Primer Hogar Escuela de la Provincia de Formosa".

"Por si fuera poco en 1959 escribió un libro magistral. Se titula “Agonía de la escuela. Mi crítica a la educación argentina”. Fue una pionera en diversos aspectos de la enseñanza. “Mi madre era muy inteligente y tenía mucho carácter”, recordaba Cesar Pelli”. Hoy que un verdadero genio de la arquitectura se fue para siempre, dejando un legado incomparable, le rindo mi homenaje a la obra de su madre. Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Y en este caso esa grande fue una madre, no una esposa, con la cual seguramente a esta hora se estará abrazando para decirle: Gracias mamá".

Top