La lucha feminista en la intimidad de cuatro generaciones de mujeres

Teatro de acá

El voto femenino, el aborto y el divorcio son algunas de las temáticas que aborda “Útero generacional”, la obra de Melina Hernández Cortez que se presenta este sábado y el próximo fin de semana.

Foto de Julieta Líos.




En un tono intimista donde la historia se entremezcla con la ficción, la actriz tucumana Melina Hernández Cortez cuenta la vida de cuatro generaciones de mujeres de su familia y esas vivencias personales dan cuenta de las luchas históricas del feminismo en nuestro país y en nuestro continente. Esa es la propuesta de “Útero generacional”, la obra que surge de una profunda investigación antropológica y que subirá a escena este sábado a las 22 en La Colorida (Mendoza 2955).

“Para mí la importancia de esta obra es volver a la memoria de todas estas mujeres para recordar que la lucha por nuestros derechos ha sido constante, no es algo de ahora. En realidad, este es un movimiento que viene desde hace mucho tiempo atrás y esta es también una manera de volver a mirarnos”, cuenta Melina Hernández Cortez. Según explica la actriz, el desarrollo de la obra demandó tres años de investigación en los que indagó en las historias de su propio linaje femenino, pero también en las vivencias de decenas de mujeres de distintas edades tanto de Argentina como de Perú. Ese proceso fue acompañado por la prestigiosa directora peruana Ana Correa, especialista en teatro antropológico.


“La obra comienza con un proceso de sanción a través de mi linaje femenino, de ver cómo las mujeres de mi familia me han hecho ser como soy. Es un proceso de sanación para valorar las luchas de mis ancestras y también es parte de una historia compartida”, destaca la actriz. En la puesta en escena, Melina vuelve a los relatos de su bisabuela Rosa y la forma en que esta recuerda a la figura de Eva Perón, la principal artífice del voto femenino en Argentina. Recuerda, a su vez, las historias de su abuela Magdalena y su vivencia de la última dictadura militar argentina. Vuelve sobre la vida de Alejandra, su madre, y su experiencia del divorcio en tiempos en que este cargaba con un gran estigma social. Por último, asume su propio relato sobre el trauma del aborto: “Desde mi lugar como mujer, ciudadana y actriz, cuento una experiencia sobre aborto y la soledad que pasan las mujeres que atraviesan esa situación”.


En la puesta en escena, que puede ser calificada dentro de la vertiente del teatro memoria, se utilizan distintas técnicas actorales como el trabajo con objetos de memoria. “Para mí ha sido muy fuerte y mágico tomar la decisión de terminar la obra después de tanto tiempo de investigación. Es una mezcla entre la vida personal y la ficción, diría que el 80% de la obra es realidad”, explica la actriz. De la obra participa un numeroso elenco de actrices invitadas: Emilia Guerra, Agustina Doz Costa, Julieta Líos, Kika Valero y Lucía Dzienczarski. La puesta subirá a escena este sábado a las 22 en La Colorida, a la vez que se sumaron dos nuevas funciones el próximo viernes y sábado a la misma hora. Se trata de una mirada histórica e introspectiva que invita a pensar la lucha feminista en plena ola verde. 

Top