"No quiero irme a dormir sin contarles": el gesto de un taxista emocionó a una pasajera

HISTORIAS EN LAS REDES

El sábado pasado, en vísperas del Día del Padre, la actitud de Armando Posse le cambió el ánimo a una clienta que hizo pública su experiencia. "Aquí lo que importa es su acción, su buena voluntad. Usted es mi milagro y mi esperanza", dice el posteo que le dedicó en las redes.

Armando Posse trabaja como taxista desde hace 16 años. Su gesto con una pasajera fue reconocido en las redes sociales. Imagen ilustrativa.




Élida Guadalupe Rivero Nallen se sentía enferma y temerosa el sábado. Tomó un taxi en Barrio Sur para regresar a su casa. Ya en su hogar, advirtió que había dejado su celular en el taxi. Sin que lo esperase, el gesto de Armando Posse, el chofer que la había llevado, la sorprendió. Entonces, compartió su historia a modo de agradecimiento para este hombre cuyo nombre desconocía. "Mi héroe, que devuelve toda esperanza", lo definió. 

El fin de semana, Élida compartió su relato en algunos grupos de Facebook. "No quiero irme a dormir sin contarles", comenzó la mujer, que detalló que aproximadamente a las diez y media de la noche llegó desde Bella Vista al centro. "Decidí volverme a San Miguel porque no me sentía bien", recordó. Al bajar del ómnibus que la trajo a la capital tucumana, tomó un taxi. "Cuestión que venía asustada, cansada, mareada  y saco el dinero para pagar. Y sin darme cuenta dejé mi celular en el asiento", rememoró.

Al entrar a su vivienda, se dio cuenta de que ya no tenía su teléfono. "¡Casi me muero! Llamo a mi celular y contesta el taxista. Me dice: 'señora, tranquila, yo tengo su celular, demé su dirección exacta porque allí voy a devolverle", agregó Élida. "En 5 minutos llegó a mi puerta y me lo devolvió. Jamás pregunté su nombre", agregó.  "Él fue mi milagro, mi héroe que devuelve toda la esperanza", resumió la pasajera.

La publicación con la foto del taxista llegó hasta Melissa Posse, una de sus hijas del protagonista de la historia. Y se le llenó aun más el corazón de orgullo. En diálogo con eltucumano.com, ella contó que su papá, que se llama Armando Posse, maneja el taxi hace 16 años. "Aparte trabaja en la SAT hace 35 años como administrativo", destaca. De lunes a jueves, de 17 a 00 y los fines de semana de 19 a 6 de la mañana, trabaja con el auto. Y en la empresa, de 7 de la mañana a 15. "Un laburante mi papá", dice ella luego de precisar los horarios de labor de su padre. 

Melissa señaló que Armando tiene, además, un hijo más del primer matrimonio y dos menores, del segundo. Que tiene 54 años y que ya le pasó de devolver otras cosas: bolsas olvidadas, mercadería y algún celular. Pero sobre este caso, Armando no había dado detalles a su familia. Simplemente, hizo lo que sintió y el tema pasó. Sin embargo, una prima de Melissa vio la publicación y les avisó a los hijos del taxista. "Me contacté con la señora por mensaje privado y le pedí que me etiquete así pueda compartir la publicación. De ahí, lo llamé a mi papá y le conté. Estaba emocionado por el gesto de la señora", recordó. 

"Yo lo comparti las veces que más pude, orgullosa de mi papá, de sus valores y principios; es un gran ejemplo, más en la situación que vivimos. Él pasa todo el día trabajando y tuvo ese gesto", destacó Melissa. "Son actos de amor hacia el prójimo que te transforman por más pequeño que sea", reflexionó. "Es una persona perseverante, trabajador, un gran ejemplo; siempre tiene las palabras justas, es muy optimista a pesar de sus luchas y caídas; siempre para adelante, re buen abuelo, mi orgullo", compartió.

Si bien ayer no pudieron juntarse para celebrar el Día del Padre porque el corte de luz encontró al hermano de Melissa sin nafta (Armando vive en Alderetes), este lunes se verán. "Me gustaría que conozcan a mi papá, lo buena persona que es, sus principios. A veces parece un gesto pequeño, pero hacemos un mundo mejor con pequeños actos que estaría bueno ponerlos en práctica", invitó.

Por su parte, Élida, que supo por Melissa el nombre de su héroe, volvió a agradecerle, pero con nombre y apellido. "Jamás olvidaré lo que usted hizo por mi... No importa si era un celular, un buzo, una bolsa; aquí lo que importa es su acción, su buena voluntad. Usted es mi milagro y mi esperanza. Feliz día del padre. Y a todos nuestros hombres honestos y de grandes acciones", dice el nuevo posteo que completa su historia.



Top