Video: El rostro de Cristo que deslumbra a todos en Tafí Viejo

OBRA DE ARTE

El genial artista Atilio José Roberto compartió las imágenes en la plaza Mitre que se refleja en 9.500 espejitos. ¿Cómo se hizo?

La nueva obra de Atilio José Roberto.




Atilio José Roberto está contento. Pide un segundo para estacionar la camioneta que lleva su mundo. Apaga el cigarrillo o enciende otro con la brasa del anterior, le mete un trago a la Pepsi de dos litros y contempla su nueva obra de arte: “Se llama El rostro de Cristo, es un mural de 9500 espejitos, quedó lindo, ¿no?”.

“Terminamos hoy el mural de espejitos en la plaza Mitre de Tafí Viejo después de 9500 espejitos pegados uno por uno guiado por láser, una técnica que desarrollamos aquí para realizarla”, anunció en su muro virtual acompañado de un video que armó a las apuradas después de una ardua tarea: “Fueron 10 hermosos días bajo sol y sombra, uno por uno”.

La idea, cuenta el artista que hace de todo, el todólogo como titula su crónica Tucumán Zeta, nació así: “Ya había hecho murales de cerámica, con tapitas, de distintas formas y colores. Ahora quería hacer algo distinto, y trabajar con espejos. Así empecé a pensar cómo podía darle forma a esta idea que era la de formar una imagen a través de la luz que da en los espejos”.

“En cada uno de los espejitos se refleja una medialuna de cerámica con distintos colores que está ubicada sobre una lomadita debajo del mural. Íbamos guiándonos con el láser hasta que se logró formar el efecto que es muy curioso: la imagen en sí no existe, está formada en la mente del espectador”, explica el creador.

El trabajo se realizó en tiempo récord antes de que termine enero y en buena parte fue gracias a Pelopincho, el vidriero de Tafí Viejo, quien por supuesto contará su propia historia próximamente en el tucumano. “Atilio me llamó y me pidió que le corte 9500 espejitos de 2x2 centímetros. Lo hice en el espejo de cristal, que es la mejor calidad que viene, de 3 milímetros de grosor”, adelanta el hombre de 50 años que trabaja con el vidrio desde los 12 años y es la primera vez que lo hace para una obra de arte.

Atilio, por su parte, se prepara para los talleres de verano en los talleres de Tafí Viejo, con otra gran idea a ejecutar: "Hice una pintura en la Inmaculada Concepción de la avenida Alem, dos murales en el Policlínico, dos esculturas en el pasaje Gardel del gran cantante y Caminito y en el monumento a la Bandera. Pero ahora, a las clases de pintura, vamos a sumar las de escultura con un programa para que cada taficeño que se destaque coloque las esculturas en distintos puntos de la ciudad para que todos podamos disfrutarlas".


Atilio y su camioneta, con nuevas ideas en el camino por delante. La foto es de Diego Aráoz para Tucumán Zeta.

Top