¿Por qué ver Joker?

Opinión

El film protagonizado magistralmente por Joaquin Phoenix bate todos los récords de taquilla y se erige como gran candidato para los premios Oscars. ¿Por qué nos fascina la oscuridad de El Guasón y cuál es el mensaje que nos deja?.

El Joker, una película cargada de crítica social. La foto es de Marca.


Desde donde la mires, Joker es una gran película. La estética, los recursos para contar el origen de uno de los villanos favoritos y odiados del universo DC y de la saga de Batman, la música, la caracterización de los personajes y las constantes referencias a ediciones anteriores, entre otros grandes atributos. Sin ir más lejos, el viernes pasado se coronó como la película que supera los 788 millones de dólares, siendo más taquillera que Deadpool.

Dirigida por Todd Phillips, se aprecia una obra maestra del séptimo arte, escrita por Scott Silver y con un elenco extraordinario que incluye a Robert De Niro, Zazie Beetz, Bill Camp, Frances Conroy, Brett Cullen, Glen Fleshler, Douglas Hodge, Marc Maron, Josh Pais y Shea Whigham.

Iba a ser difícil hacer un Guasón que valga la pena después de Heath Ledger, sobre todo porque la actuación de Jared Leto en Escuadrón Suicida dejó mucho que desear. Si bien nos habíamos disputado entre si era mejor Jack Nicholson o Heath, ahora la cosa se pone más difícil con la impecable actuación de Joaquin Phoenix.Para contar esta versión de Joker, los guionistas y el director crearon una historia bastante real, sin efectos especiales como estamos acostumbrados en este tipo de films. Todo el valor está puesto en el guión (y claro, la actuación). Desde la primera escena se observan las injusticias que germinan en este villano. Un muchacho con una condición que le produce risa espontánea y constante, es incomprendido por el mundo que lo rodea: su madre, compañeros y jefe de trabajo, sus vecinos y la sociedad misma. Toda una vida siendo triste pero tratando de hacer sonreír a los demás. Esta película es una crítica profunda al Estado ausente, a la crueldad de la sociedad de esos que se creen superiores a los demás, a la soledad por la que deben atravesar los incomprendidos, a la frivolización de los problemas mentales. Esta película lo es todo.

En esta columna no me interesa ahondar en detalles que hacen a la película en sí como producto sino en la historia. Joker nos transmite la importancia de la salud mental, de escuchar a quienes padecen trastornos, de entender cómo somos responsables de la creación de monstruos. El Guasón hace una crítica enorme al “sistema”, compuesto por sujetos sociales e instituciones que nos dicen qué está bien, qué está mal, qué es gracioso y qué no. Somos un conjunto social que presiona a las personalidades más frágiles, que empuja conceptos como el éxito vinculado a la fama y el dinero, que entiende por felicidad aquello que sirve para agradar. En la película se humaniza a Arthur: no es simplemente un villano, tiene una historia, un trasfondo. ¿Por qué es el malo de la película? O mejor dicho, cuando ves la película comprendes quién es el malo.

Durante dos horas (y un poco más) se manejan escenas de tensión de una manera excelente. La dirección de fotografía es tan buena que es un placer ver la película, sobre todo en escenas como la que Arthur está escribiendo en su diario en el estar de su casa. La Banda de Sonido es impecable. Constantes guiños a ediciones anteriores de El Guasón y al universo de Batman, contando detalles que a muchos nos sorprendieron pero que dan sentido y unidad a lo que conocemos de estos rivales. Incluso hay escenas tan bien logradas que son dignas de enmarcarlas para el resto de la historia.

No es dato menor que el payaso sea el personaje triste. Lejos del resentimiento, Joker nos muestra el costado más sensible de una persona, que dentro de una demencia tiene sentido lo que propone. Gracias a un golpe de suerte, su autoestima crece y se convierte en un monstruo que lo único que quiere es que lo escuchen. Con un personaje mucho menos narcisista que los anteriores Jokers, Phoenix logra una sensibilidad en el público que se percibe cuando se rompe cada escena.

¿Lo mejor de Joker? Todos somos Arthur. Vivimos en una sociedad en la que unos pocos nos dicen qué está bien, qué está mal; una sociedad colapsada por la delincuencia, los políticos, las grandes corporaciones. Todos somos Arthur porque vivimos en la lucha de ser felices y somos capaces de hacer lo posible para lograrlo. Obviamente no podían faltar las grandes referencias a Batman, Bruce Wayne, el robo a la familia, el collar de perlas, Alfred. Pero con 8 nominaciones al Oscar, el Guasón tiene todo para ganar esos y todos los premios a los que sea nominado.

Licenciada en Ciencias de la Comunicación y dibujante. Me gusta el diseño, la cultura, el cine y las series. Emprendedora e inquieta.


Top