Tejiendo nuestra identidad

OPINIÓN

La historiadora y magister en Ciencias Sociales Olga Sulca cuenta cómo surgió el Encuentro de Tejedores en Amaicha, que este año cumplirá su décimo aniversario con una gran fiesta en los Valles. "Este espacio permite, por un lado, recuperar y valorar el patrimonio cultural de nuestro valle Calchaquí y, por otro, repensar y resignificar esta práctica a través de un encuentro generacional", afirma.

Las técnicas textiles ancestrales del valle Calchaquí persisten a través de su resignificación y resistencia en tiempos modernos. La foto es de Ariel Nieto.


El décimo Encuentro de Tejedores de los Valles Calchaquíes que tendrá lugar este fin de semana en Amaicha del Valle hunde sus raíces en un proyecto que desarrollamos en el 2004, cuando desde las Cátedras de Prehistoria y Pueblos Originarios correspondientes a la carrera de Historia dentro de la Facultad de Filosofía y Letras (Universidad Nacional de Tucumán) nos interrogábamos acerca de la persistencia de técnicas textiles ancestrales y cómo el tejido de nuestro valle Calchaquí había dado respuestas a los cambios de la modernidad, a través de su resignificación y resistencia. Inicialmente el proyecto partía de una investigación etnográfica. Nos centramos en la localidad de Amaicha del Valle, porque allí están localizadas siete (7) comunidades indígenas de las dieciocho existentes en el territorio provincial; lo que significa que esta práctica cultural ha permanecido vigente desde tiempos prehispánicos hasta el presente.

A partir del 2009, coordinamos conjuntamente con la Cooperativa de Artesanos “La Pachamama” el primer encuentro de tejedoras/es, con el propósito de revitalizar ésta práctica. En aquel momento asistieron más de ciento veinte (120) tejedoras/es procedentes de Tafí del Valle, El Mollar, Colalao del Valle, Santa María (Catamarca), San Carlos (Salta), etc. Así se sucedieron otros, que continúan hasta el presente.

Para cada encuentro, se plantea la modalidad de talleres, cuya dinámica permite que cada asociación y cooperativa intercambie conocimientos respecto a técnicas, hilado y teñido. Este año se cumplen 10 años del “Encuentro de Tejedores”, por ello decidimos dejar una remembranza de estos encuentros. La memoria consistirá en construir un “Textil Comunitario”, que será armado por todas/dos las/os participantes que asistan a la reunión. Para ello, deberán traer un fragmento ya sea tejido o bordado o bien una tela cuyas medidas sean de 30 x 30 cm. Dicho segmento debe reflejar una idea o un sentimiento y/o mensaje que quieran compartir y que esté relacionado con el encuentro. La confección del Textil Comunitario, tendrá lugar el sábado 3 de agosto a las 16 horas.

Hoy cada encuentro, se transforma en un espacio de coincidencia y divergencia de saberes, de experiencias y sobre todo, el encuentro con la identidad. Este espacio, permite  por un lado, recuperar y valorar el patrimonio cultural de nuestro valle Calchaquí. Y por otro, repensar y resignificar esta práctica a través de este encuentro generacional.

La autora es historiadora, Magister en Ciencias Sociales e integrante de la Cátedra Libre de Pueblos Originarios de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán (FFyL-UNT).

Top