El respeto a la vida, sustentada en la verdad

OPINIÓN

La abogada civilista Liliana Guzmán Cruzado rechaza la aplicación de la Interrupción Legal del Embarazo esgrimiendo fundamentos jurídicos.

(Crédito: Gustavo Gavotti)


¿Me pregunto por qué en un Estado de derecho con sus tres poderes y sus instituciones funcionando, nos apartamos de la ley? ¿Y por qué hacemos decir lo que ella no dice? Y en pos de ello se cometen delitos tan aberrantes como es el homicidio, en nombre de supuestos derechos o legislación inexistente. Claro ejemplo el tema del delito de aborto. En donde partiendo de premisas falsas, se arma un engranaje jurídico falaz e inconstitucional. Partiendo de un fallo aplicable a un caso concreto, se pretende reformar un código penal, materia propia del congreso de la Nación. Y no termina ahí este delirio jurídico, ya que este fallo no conforme con inmiscuirse en el Poder Legislativo arremete también contra las atribuciones propias del Poder Ejecutivo, al ordenar la creación, en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación, de un Protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo (I.L.E.).

Los que esgrimen la aplicación del fallo para legitimar el aborto se olvidan de que este fallo es nulo, entre otras cosas, por ausencia de un requisito indispensable en toda sentencia: el gravamen actual, o sea que la circunstancia que llevo a interponer la demanda subsista al momento de dictar la resolución.  En el fallo FAL el bebito había sido abortado un año y medio antes de dictarse la sentencia. Por lo tanto, el fallo carece de legitimidad y el perjuicio es inexistente. El hecho que le dio origen había desaparecido, el bebé ya había sido abortado. Es un fallo dictado sin causa existente, abstracto. Por lo tanto, carece de efectos jurídicos. Entonces mal puede servir de base para justificar y ser antecedente jurídico de todo ese andamiaje creado para justificar el delito de aborto. Primero, POR que un delito jamás puede convertirse en un derecho. Segundo, que un fallo jamás legisla y encima este fallo es nulo porque parte de un hecho inexistente al momento de ser dictado. Tercero, porque se arroja poderes legislativos y ejecutivos, con clara violación a la división de poderes y sistema republicano y federal, ya que pretende que su protocolo sea aplicado las provincias, cuando recordemos que salud y educación son materias reservadas a las autonomías provinciales. Y si ellas desean la aplicación de una ley nacional, deben adherirse a través de una ley provincial por medio de su poder legislativo. Y cabe resaltar que nuestra provincia no adhirió al protocolo I.L.E. por lo tanto no debe ser acatado. Por eso no engañen al ciudadano diciéndole que el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) es de aplicación Nacional. Hasta su nombre es mentiroso, ya que primero no hay interrupción del embarazo, es fin del embarazo, es aborto. Ya que interrumpir significa que el embarazo al cesar la interrupción puede continuar, y con el aborto es imposible su continuación: porque el bebé por nacer ya murió… Segundo, dicen que la Interrupción es legal. Jamás puede ser legal un delito. Jamás un homicidio puede ser legal. Jamás un delito puede transformase en derecho. Jamás disponer sobre la continuación de la vida de otro ser humano puede constituir un derecho. ¿Entonces de que Interrupción Legal del Embarazo hablamos? Pido sinceridad y valentía de parte de los promotores del aborto y digan: Cese de una Vida Humana.

Es lamentable todas las mentiras que se armaron alrededor del caso de la pequeña de once años, es lamentable como la utilizaron en pos del único fin que conlleva toda esta vorágine de mentiras y utilización de argumentos falaces: la muerte de seres humanos inocentes. La promoción del aborto. La instauración de la cultura de la muerte, del descarte de seres humanos. En todos estos días no escuche de parte de las promotoras del aborto, su preocupación para que el delito de violación no quede impune. No escuche ni una sola vez que se interesaran del estado de salud de la beba recién nacida, que cabe destacar también es mujer. Y que lamentablemente falleció, y como si fuera un mensaje, falleció el 8 de marzo, ¡¡¡día de la mujer!!! Si dicen defender y proteger a las mujeres, esta bebé también debió entrar en el ámbito de protección que las feministas supuestamente ofrecen, ya que era una mujercita.

Lo fundamental para que un país crezca es cuidar nuestras raíces, nuestra gente y cimentarlo sobre bases sólidas y verdaderas. De lo contrario estamos abiertos a toda invasión ideológica extranjera.

Top