El culpable de todo es Zielinski

OPINIÓN

Atlético cayó en Brasil y quedó eliminado de la Copa Libertadores en manos del campeón defensor. Ahora a pensar en la Superliga.

Foto: Diario Olé.


Atlético Tucumán jugó un gran encuentro en Porto Alegre ante Gremio. El Decano manejó el trámite en el primer tiempo y pudo abrir el marcador, pero ocurrió lo mismo que en el Monumental, no la pudo meter y el campeón no lo perdonó. Aún así, el culpable de todo tiene nombre y apellido: Ricardo Zielinski. 

El Ruso es el culpable porque él comenzó a diagramar un equipo combativo y luchador en cualquier terreno de juego. Así fue como se llegó a la final de la Copa Argentina y posterior clasificación a la Libertadores. Asimismo, fue el responsable de imponerse ante las adversidades y hacer ilusionar a los hinchas con que todo es posible.

Zielinski es el culpable de armar una defensa que tiene unos centrales seguros y unos laterales que se acoplan al juego que pide el entrenador, partiendo desde la base con un seguro Cristian Lucchetti.

El culpable es Zielinski porque encontró en Guillermo Acosta y Rodrigo Aliendro dos jugadores dispuestos a todo por la camiseta, a poner, a jugar, a dejar el alma. También supo sumarle juego y garra a un equipo que sabe reagruparse y jugar de contra, o sabe presionar y buscar el triunfo cuando la situación lo amerita.

El Ruso es el culpable porque esta noche el mediocampo jugó un primer tiempo digno de equipo candidato a la Copa, pero la pelota no quiso entrar, como en el Monumental, y esas cosas no se pueden fallar ante un campeón que no te perdona. Luis Miguel Rodríguez y Leandro Díaz estuvieron activos y movedizos, buscando los espacios, pero no alcanzó.

Ricardo Zielinski logró que Atlético Tucumán esté donde esté: llegando a los cuartos de final de la Libertadores, peleando en la parte alta de la Superliga y, de yapa, entre los mejores 20 equipos del planeta. No busquen más, el culpable de todo es Ricardo Zielinski.


Top