La URT sigue perdiendo espacio en el rugby nacional

OPINIÓN

Luego de quedar fuera de la mesa chica, con la flamante directiva el Norte vuelve a dejar pasar una oportunidad única.

Jorge Juárez Chico asumió como presidente de la URT en diciembre de 2016 y tiene mandato hasta fines de este año.


Tanto en la vida misma, como en los deportes, mientras uno más insiste, intenta, prueba y concurre a hacer una actividad, más margen tiene del éxito o de obtener un crecimiento, que de fracasar y quedarse de lado. Ese mensaje se transmite constantemente en el rugby: un jugador que va a todos los entrenamientos tiene más posibilidades de jugar que uno que no va. Eso parece que no lo entendieron en la Unión de Rugby de Tucumán (URT).

Durante todo el año pasado, en el máximo organismo de rugby tucumano se realizaron reuniones, tanto para tratar los temas de ese momento como para armar la directiva que asumió este año con el sanjuanino Marcelo Rodríguez. Así fue como, desde la URT, comandada por Jorge Juárez Chico, se fue perdiendo terreno.

Desde Tucumán participaron poco y nada de las reuniones que se hicieron en 2017, es por eso que a la hora de armar la lista y luego de muchos años, se perdió lugar en la mesa chica de la Unión Argentina de Rugby (UAR). Esa mesa chica que toma las decisiones más importantes. Pero eso no es lo único y cada vez se pierden más cosas.

En la URT vienen negándose a realizar el Campeonato Regional de juveniles. Como contrapartida, en las últimas horas desde la entidad que maneja el deporte de la ovalada en Argentina, le dieron a la Unión de Rugby de Salta para que empiece a manejar lo que será ese torneo, con equipos de La Linda, Jujuy y Santiago del Estero, dejando de lado a Tucumán y toda su soberbia.  

Eso no es todo. Se conoció desde hace unas semanas la creación de un torneo de franquicias sudamericanas, con dos equipos profesionales de Argentina. Las alternativas que se manejaban era la de darle esas franquicias a dos regiones: NOA, Cuyo-Centro, NEA o Litoral. Al parecer, los tucumanos volvieron a estar ausentes y quedaron de lado.

Si bien no se oficializó, el propio presidente de la UAR anticipó en el diario sanjuanino El Tiempo, que una franquicia jugará como local en la región Cuyo-Centro y que la otra, que tendría el nombre de Argentina XV, haría de local en distintas canchas de todo el país.

El rugby argentino crece a pasos agigantados. En todo, en estructura, en inversiones, en televisación, en sponsors… en todo. Menos en Tucumán. Mientras DirecTV quiere transmitir partidos de todas las regiones del país, en la URT le cerró la puerta a ellos y a todas sus publicidades, con lo que eso significa. ¿Hasta cuándo?

Top