Luciatti es la garantía del fondo de San Martín: "Siempre hay que ser sólidos"

CIUDADELA

El defensor llegó para quedarse y es uno de los bastiones del Santo que no ha recibido goles como local en todo el campeonato: junto a Pier Barrios, Emiliano Amor y Lucas Diarte se entienden cada día mejor. La clave.

La banda del fondo: Luciatti, en el medio, celebra el gol de su compañero de zaga Emiliano Amor junto a Lucas Diarte. FOTO CASM Oficial.




Es una foto que dice mucho: solo faltó Pier Barrios para sumarse a la fiesta, al baile, al ensayo del festejo por el gol de Emiliano Amor junto a Abel Luciatti y a Lucas Diarte, pero también es cierto que Pier ya se dio el gusto de clavar bomba propia contra Riestra. Es una foto que resume la felicidad de los bastiones de la defensa de este San Martín que ha logrado no sufrir goles en ninguno de los partidos jugados en Ciudadela.

“Estamos muy contentos por otro triunfo donde no nos convirtieron goles y seguir en la cima”, blanquea Abel Luciatti, la gran figura del fondo, titular inamovible desde que llegó de Platense, bancando los trapos en los primeros partidos con Rodrigo Moreira y totalmente acoplado al ingreso de Emiliano Amor como compañero de zaga en la dupla reversionada que formaran Acevedo y Banegas en el ascenso del 2018.

A esta altura del campeonato, cuando apenas quedan tres partidos en el año para que finalice la primera ronda, no quedan dudas que la dupla técnica de Sergio Gómez y Favio Orsi han puesto prioridad en armar el equipo desde la defensa: Ignacio Arce en versión madura es una garantía absoluta en el arco y los centros han dejado de ser un rezo para los hinchas; Pier Barrios domina a placer el sector derecho, y tiene aire para pasar al ataque y convertir; lo dicho sobre la dupla central; y por izquierda Lucas Diarte también ha pesado en el ataque como en el partido contra Rafaela que se abrió con su proyección para romper las líneas.

“Fuimos solidos abajo y sabíamos que el gol iba a llegar”, remata Luciatti, en diálogo con el sitio oficial, dejando a las claras las prioridades: si atrás no se sufre, hay garantías arriba de que el gol va a llegar: cada partido es más duro, ya los rivales que vienen a Ciudadela se arman con doble línea de cuatro a veces, otras se paran un poco más adelante, otros han intentado algo más, pero todos han chocado con la garantía de seguridad de la línea de cuatro donde Luciatti ha estado desde el primer día: “Con Chiqui (Moreira) también me he sentido muy bien, hoy nos toca jugar los dos con Emiliano. Contra Santamarina (el lunes a las 20.30, en Tandil) va a ser un partido duro, en una cancha difícil, hay que ser sólidos y traernos un buen resultado”, cierra Luciatti, a la espera de su propio gol, de otra foto con festejo, claro que sí.



Top