Las 9 razones por las que Ledesma no debe seguir al frente de Los Pumas

RUGBY

El entrenador no cumplió con las expectativas, borró a jugadores claves en medio de una competencia y nunca consolidó un grupo. ¿Dónde hay que buscar un reemplazo?

Foto: Diario Marca.




Luego de la despedida de Daniel Hourcade, en junio de 2018, Mario Ledesma se hizo cargo de Los Pumas, luego de una buena temporada con Jaguares, clasificando a los cuartos de final del Super Rugby. Pero el Bocha nunca le encontró la vuelta al mismo plantel, la relación de gastó y todo explotó en medio del Mundial de Japón, cuando supuestamente se iban a ver los resultados del proyecto con el que se viene trabajando desde hace una década.

Ledesma tiró por la borda todo el trabajo que comenzó desde Pampas XV, pasó por la inclusión en el Rugby Championship y posteriormente en el Super Rugby. Se lo trajo para completar un trabajo y nunca estuvo a la altura. Por eso estas son las nueve razones por las que Mario Ledesma no debería seguir al frente de Los Pumas.

1 - No supo armar un grupo: Cada entrenador tiene su grupo de jugadores en los que confía ciegamente y a base de ellos construye la armonía del plantel. Es normal que a la hora de asumir, “limpie” a los que venían del entrenador anterior, como pasó con Daniel Hourcade, quien sacó del plantel a Patricio Albacete, Julio Farías y Santiago Fernández, entre otros. Mario Ledesma hizo todo lo contrario, en vez de sacarlos desde el primer momento, los convocó siempre, los llevó al mundial y los borró dentro de la competencia, como pasó con Nicolás Sánchez, Joaquín Tuculet, Juan Manuel Leguizamón y Agustín Creevy.


2 - Mal armado de la lista: Convocó 31 jugadores para llevar a Japón, llevando algunos con poca experiencia y otros en los que no confió en sus cualidades, como Felipe Ezcurra, Lucas Mensa y Rodrigo Bruni; dejando fuera a jugadores consolidados, como Gonzalo Bertranou, Joaquín Díaz Bonilla y Facundo Isa, entre otros. Además, se dio el lujo de no tener en cuenta ni en la previa a Juan Imhoff, figura en el rugby francés.

3 - Sin sistema de juego: Desde que asumió en julio del año pasado, hasta el presente, y jugando una docena de partidos, Los Pumas nunca mostraron un sistema de juego claro, nunca se supo a qué jugaba el equipo. Si bien se puede recalcar que se mejoró la defensa, las pocas ideas ofensivas que mostró siempre el equipo eran las mismas que mostraba con Daniel Hourcade, nada nuevo, y por eso el equipo no logró sorprender nunca a ningún rival, solo al “poderoso” Tonga.

4 - Poco manejo de vestuario: Lejos de buscar la armonía dentro de un plantel con egos cada vez más altos y con conflictos por dinero de publicidades, el entrenador quebró esa tranquilidad que había, se puso por encima de los jugadores, se peleó con los referentes de la Era Hourcade, como Nicolás Sánchez, Joaquín Tuculet y Agustín Creevy, y también con su propio capitán, Pablo Matera. La mitad del plantel no lo quiere ni cerca y la otra mitad mantiene la distancia.


5 - Un entrenador irrespetuoso: En la previa del Rugby Championship, Ledesma tuvo un cruce con Facundo Isa por un comentario poco afortunado del entrenador. Ese comentario se repitió un mes después, en Sudáfrica, y provocó una fuerte reacción del santiagueño. El resultado fue dejar fuera del Mundial al único octavo de raza que tenía en el plantel y figura en el rugby francés. Otros que también sufrieron actos irrespetuosos del Bocha fueron los primeras líneas, a quienes insulta constantemente a la hora de entrenar las formaciones fijas.

6 - No solucionó el scrum: La formación fija es la gran cuenta pendiente de Mario Ledesma al frente de Los Pumas. Se lo trajo con la idea de mejorar esa parte para que los tres cuartos, que venían aceitados, completen un gran plantel, pero no se mejoró en nada.

7 - Maneja un equipo golpeado y sin reacción: Luego del fatídico partido con Australia del año pasado, donde ganaban 31 a 7 al término del primer tiempo y lo perdieron 45 a 34. Desde ahí, y con el arrastre que ya tenía desde la Era Hourcade, el equipo se acostumbró a perder. Apenas ganó un partido de los últimos 12 que disputó y fue ante Tonga, un rival muy inferior.


8 - Su ego lo mató: Cuando una persona no acepta recomendaciones de otra, bajo ninguna circunstancia, es porque su ego puede más que cualquier cosa y está destinado al fracaso. Ledesma no soportó ver el buen andar de Jaguares con Gonzalo Quesada a la cabeza, mostrando mejorías en el scrum, line, defensa, reacción mental y muchas otras cosas más que él nunca pudo brindarle al equipo; lejos de sumarlo al staff y aceptar recomendaciones, decidió no hacerlo y así le fue.

9 - Momento de un cambio de timón: Así como pasó en el fútbol, donde muchos pedía entrenadores de la ganadora generación del 86, acá ocurrió lo mismo, intentando sumar a Pumas de Bronce del 2007. Así fue ya pasaron por los diferentes planteles UAR: Ignacio y Juan Fernández Lobbe, Juan de la Cruz y Nicolás Fernández Miranda, Mario Ledesma, Gonzalo Quesada, Felipe Contepomi y Martín Gaitán (aunque este último no jugó el Mundial 2007 por problemas de salud).

De todos ellos, hasta el momento, el único que demostró estar a la altura fue Quesada, quien previamente ya llevaba un buen tiempo dirigiendo en Francia, donde hasta salió campeón. El resto de los mencionados tienen poca experiencia aun. Sería un buen momento de buscar fuera del país, como hizo Inglaterra, que tras el fracaso en el Mundial de 2015 que organizaron ellos mismos y buscaron al australiano Eddie Jones. Tal vez la solución esté en el extranjero.

Top