Los hinchas sueñan con el regreso: el guiño de Tino y Paqui Costa a San Martín

CIUDADELA

El enganche y el delantero forjaron el idilio con el pueblo Ciruja justo contra Atlético, en Ciudadela tienen las puertas abiertas y ya hicieron públicos sus sentimientos por el Santo. VIDEO

Tino Costa, ¿escuchará el pedido de los hinchas?




“Cómo olvidarme de aquel día, conocí a Ciudadela el amor de mi vida”, cantan los hinchas y la canción se mete por los poros, aflora en el pecho, se la silba mientras se arma el botinero, se la tararea mientras llegan al estadio o al complejo para otra práctica, o la pone José María Quiroga en el colectivo los días de partido.

No se olvida de aquel día Alberto Costa. Tampoco se olvida de aquel día Franco Costa. Ni Tino ni Paqui se olvidan y lejos de Ciudadela cada vez que pueden mandan un guiño al pueblo Ciruja. Lo contaba Campodónico en la previa del empate de anoche contra Chacarita: “Jugar ante 30 mil personas todos los domingos es un marco único, San Martín te marca a fuego”.

Y los Costa, que tienen en común el apellido y la pasión por San Martín, han transmitido el legado a sus hijos: Paqui Costa le puso a su propio hijo Tino y luego cumplió el sueño de jugar con su ídolo en Ciudadela.

Por su lado, Julián Costa, hijo de Tino, ya dio muestras de su fanatismo por el Santo desde el momento en que volvió a Europa con su padre y en el aeropuerto Charles de Gaulle empezó con la versión de La Berisso, agitando los brazos ante la mirada sorpresiva del padre y cantando: “Que grita y que alienta… Porque es rojo y blanco el color de la fiesta”.

Anoche, ya en Medellín, donde Tino se desempeña en el Atlético Nacional, la familia se reunió a ver el partido del Santo contra Chacarita y a Tino no se le ocurrió mejor idea que filmarlo a Julián cuando Ramiro Costa estaba por patear el penal del empate final: Julián le pegó el salto al festejo y Tino mandó un saludo a la hinchada: “¡Vamos, Ciruja!”

El fin de semana Paqui Costa ya había dado el primer guiño cuando en Nacional de Paraguay, donde juega actualmente, entró a la cancha con su hijo Tino, vestido de pies a cabeza como un pequeño jugador de San Martín con la KDY del ascenso a Primera.

¿Pueden volver a Ciudadela? Tino Costa dejó un recuerdo imborrable en los hinchas de San Martín cuando marcó el 3 a 2 del clásico contra Atlético. Luego de irse de San Martín, Tino nunca dejó de acordarse de los hinchas Decanos con mensajes ni mucho menos de Ciudadela tal cual lo expresó en su carta abierta de despedida: “He vivido cosas únicas aquí. Esta hinchada no tiene comparación. Gracias a todo San Martín, han marcado mi carrera para siempre”. La única condición para el regreso de Tino es que San Martín regrese a Primera en 2020: lo económico se lo resuelve.

Paqui, por su lado, también supo construir su idilio en un clásico de invierno, el segundo amistoso, con un golazo ante la salida de Luchetti. Ya había marcado goles claves en el ascenso y luego marcó el primero ante Unión. Cada vez que le tocaba jugar, rendía, lo sentía, y eso el hincha de San Martín lo valora. Pero llegó Coyette y Paqui perdió lugar: no recibió el trato merecido del cuerpo técnico y se fue con muchísimo dolor y dejó abierta la puerta para el regreso: “Me encantaría volver porque es un club al que uno le entregó mucho, vivió cosas importantes y siempre me trató de la mejor manera”.

Al amor se suman las palabras de Orsi-Gómez, quienes ya lo dirigieron: “Con Franco tenemos contacto, es un jugador muy interesante, de los que no abundan, tiene un poder definición muy importante”. ¿Vuelven los Costa? Las puertas quedaron abiertas y los guiños al sentimiento siempre están. Difícil no es. Difícil es olvidarse de aquel día…



Top