¡Campeonas! Atlético le dio la vuelta en la cara a San Martín

FINAL

El Estadio Luis Hayward fue el escenario de un sábado inolvidable para el equipo femenino Decano: luego del 1 a 1 durante los 90, fueron más efectivas en los penales y la arquera Larrahono se convirtió en heroína.




El Estadio Luis Hayward fue el escenario de un sábado inolvidable para el Club Atlético Tucumán: el equipo dirigido por el director técnico Emiliano Herrera y preparado físicamente por el profesor Pablo Dávila derrotó por penales a su par de San Martín. Las chicas de 25 de Mayo y Chile se consagraron campeonas de la Liga Tucumana de Fútbol Femenino, en barrio El Bosque. Le dieron la vuelta en la cara a las Cirujas y la fiesta fue solo Decana.

La cita era a las 16.30, en el glorioso campo de juego de Central Norte, testigo de una buena parte de la riquísima historia del fútbol tucumano. En primer lugar salió a la cancha la terna arbitral compuesta por Juan Rescala y los asistentes Luis Barraza y Axel Santillán. Las bombas de humo celestes y blancas, por un lado, y las rojas y blancas, por el otro, empezaron a darle el clima de final de fútbol femenino que hubo.

Pero la adrenalina y el nerviosismo de la instancia decisiva, donde todo se decide, el que marca quién manda en Tucumán, eso empezó a vivirse desde que pitó el juez. El gran recibimiento fue destacado por los presentes, pero faltaron las emociones, el beso a la red, durante todo el primer tiempo. Fue más San Martín al comienzo: al minuto de juego lo tuvo de un tiro libre de Romina Rodríguez, Nahiara Meija cabeceó y el palo le negó el primero del partido. Y a los 25, Romina Rodríguez probó de tiro libre pero la arquera Adriana Larrahona contuvo en dos tiempos, quien empezaba a convertirse en la figura de la tarde.

El segundo tiempo fue otra cosa: luego de que Atlético mandara a la cancha a Alicia Lizárraga por Lorena Antonio, llegó el primer grito de la tarde. A los 5 minutos, Sabina Coronel canjeó penal por gol y San Martín se puso 1 a 0. Pero las Cirujas no aguantaron la diferencia y solo siete minutos después llegó el 1 a 1 de las Decanas: Jacqueline Torossi marcó el tanto celebrado con locura hasta el punto de que vio la segunda amarilla y consecuente roja por quitarse la camiseta en el festejo.

Con 10 jugadoras quedó Atlético. Pero tuvo la pelota y no encontró los espacios. San Martín tampoco pudo aprovechar la superioridad numérica y el último pitazo lo dio el árbitro Rescala para ir a los doce pasos: ¡a penales!

Ahí la tensión y el nerviosismo solo se vio en las piernas de las jugadoras de Bolívar y Pellegrini: erraron todos los penales y convirtieron en la gran figura de la tarde a la arquera Decana, Adriana Larrahona, quien atajó dos penales, mientras que sus compañeras no fallaron y se impusieron por 3 a 0 en la definición final. Las chicas de 25 dieron la vuelta olímpica y la fiesta es toda celeste y blanca.






Top