San Jorge: "Nos dijeron que estaba todo listo para que Alvarado ascendiera"

ESCÁNDALO NACIONAL

El presidente del Expreso, Gastón Sáez, y el capitán del equipo, Ricardo Tapia, visitaron la redacción de eltucumano.com y brindaron detalles impactantes sobre cómo se pergeñó con tiempo el bochorno que se vivió en Mar del Plata el domingo pasado. VIDEO

Los jugadores de Alvarado les pidieron disculpas a sus colegas de San Jorge.




El presidente de San Jorge, Gastón Sáez, y el capitán del Expreso, Ricardo Tapia, visitaron este martes la redacción del diario el tucumano donde revelaron en primera persona cómo se vivió la previa del tristísimo desenlace que terminó con la ilusión de ascender al Nacional B y la desafiliación de por vida para que el Verde participe en torneos de AFA: “Es muy triste lo que ha pasado, fuimos con la ilusión de traer el ascenso a Tucumán, pero nos ha dolido muchísimo lo que pasó con el tema arbitral. La sentada fue una decisión tomada en conjunto, cuerpo técnico, jugadores y dirigentes. Todos sabíamos que estábamos siendo perjudicados”, indicó Tapia.

Visiblemente golpeado por lo sucedido en Mar del Plata ante el bochornoso arbitraje de Adrián Franklin ante Alvarado, el presidente del Expreso e hijo de Marcelo Sáez, dueño del club, indicó: “La tristeza por todo lo que es San Jorge, para el fútbol de interior y para el fútbol argentino. Tener que trabajar todo un año para que te avisen con 20 días de anticipación, un mes antes quiénes van a ser los ascendidos, los dos que nos avisaron fueron los dos que ascendieron. Es lamentable. Ojalá esto sea un antes y después para el fútbol argentino. Mandamos una nota donde no vamos a participar más. Y tuvimos una sanción de la desafiliación de por vida. Me parece mucho. No se fijaron ni tomaron el criterio para tomar esa sanción de semejante magnitud”.

¿Cómo sigue la vida para San Jorge después de la durísima sanción de AFA? “San Jorge está creciendo en lo institucional, en el básquet, vóley, jugaremos la Liga Tucumana, se verá y analizaremos cómo está pasando todo esto, qué pasará con todo lo que tiene que ver con el fútbol de San Jorge. Le dieron el premio de una final con tantos antecedentes a un árbitro así. Alejandro Fantino le dedicó una hora de Animales Sueltos tildándolos como sicarios a los árbitros que nos dirigieron. Ojalá se puedan calmar un poco las aguas”.

¿Y qué pasará con los jugadores? “Hay muchos chicos que quedarán colgados. Es doloroso. Estamos pagando los platos rotos. Fue una de las mejores campañas del club, mi mejor torneo. Fue muy doloroso lo que estamos viviendo”, indicó Tapia.

El mundo del fútbol se ha solidarizado con San Jorge ante la injusticia de lo visto en Mar del Plata: “Desde que bajamos del avión a los 8 de la mañana hasta las 11 de la noche. Me pongo incómodo para hablar pero era necesario que trascienda. Me llamaron desde Jujuy hasta Tierra del Fuego: hice alrededor de 180 notas. Ojalá que nos sirva, ya que estamos desafiliados. Me hablaron clubes del Torneo Regional Amateur que tuvieron muchos problemas con los arbitrajes, a mi papá del Federal A, Atlético, San Martín. Están a disposición de lo que necesitemos. Llamamos al Consejo Federal: nunca nadie nos contestó y cuando mandamos la nota seguro la tiraron al celular”, denunció Sáez.

Y en uno de los pasajes más resonantes del mano a mano con el tucumano, el presidente de San Jorge denunció lo que había anticipado después de la sentada histórica: “En el pentagonal nos avisaron que Estudiantes de Río Cuarto iba a ascender. Y luego del ascenso, hace un mes, nos dijeron que estaba todo preparado para que Alvarado ascendiera. Sabíamos que iba a ser bochornoso, pero irnos al vestuario con 9 amonestados y dos expulsados es mucho. En el entretiempo le dije a mi papá: ‘Deciles que no salgan a jugar el segundo tiempo, los jugadores estaban llorando, salieron y en forma protesta se sentaron. Es tristísimo. Más allá de que la gente de Alvarado consideren que fue legítimo, es todo una farsa, estuvo todo arreglado”.

“Estamos muy sorprendidos por lo que pasó. Sabíamos que si nos tocaban esos árbitros no podíamos ilusionarnos, más allá de eso, la idea era meter un gol en el primer tiempo porque sabíamos que algo en el segundo tiempo podía pasar, pero pasó todo de entrada en el primer tiempo. Y así se terminó todo”, concluyó Tapia, el día después del regreso a Tucumán, con un futuro tan incierto como desolador para el Expreso.



Top