"Prohibido olvidar": el duro recuerdo entre San Martín y Atlético

11 AÑOS

Pocas veces en el fútbol argentino se dio que una sola provincia, en menos de 24 horas, viviera tanta felicidad de un lado y del otro. Los dirigentes organizaron un clásico para celebrarlo, pero pasó lo inesperado.

Atlético y San Martín, rivalidad eterna.




Fue después de un fin de semana histórico para el fútbol tucumano: el 14 de junio de 2008 San Martín ascendía a Primera de la mano de Carlos Roldán consagrándose campeón del Nacional B al derrotar a Rafaela y apenas un día después, el 15 de junio, Atlético dejaba el nefasto Argentino A al derrotar a Racing de Córdoba en un Monumental hasta las manos.

Pocas veces en el fútbol argentino se dio que una provincia, en menos de 24 horas, viviera tanta felicidad de un lado y del otro: el Santo completaba una escalada magnífica de la mano del técnico que lo sacó de la Liga, lo ascendió contra Patria en el Argentino B, contra San Martín de Mendoza en el Argentino A y, luego de obtener el ascenso a Primera contra Chacarita con los goles de Campodónico, volvía al fútbol más grande.

El equipo del Indio Solari, por su lado, se sacaba la espina de la temporada anterior eliminado como local ante Madryn y luego de perder la ida en Nueva Italia por 2 a 1 (gol clave de Sarría), empató la serie en 25 y Chile con el gol de Verón y en los penales Lucas Ischuk pasó a la inmortalidad. 

Entonces, con la intención de aprovechar el fervor de los ascensos, los dirigentes Decanos y Santos se pusieron de acuerdo para volver a verse las caras en un amistoso: la fecha pautada fue el 22 de junio, una semana después de los ascensos. Pero debido a la baja ventas de entradas, no se disputó en el Monumental el partido entre el campeón de la Primera "B" Nacional y del torneo Argentino "A". Cuenta la crónica de La Gaceta de ese día: "En las boleterías del estadio están devolviendo el valor de las entradas".

"Las expectativas preliminares de revivir un clásico del fútbol tucumano no se reflejó en la venta de entradas y los organizadores decidieron suspender el partido amistoso entre San Martín y Atlético Tucumán. El encuentro entre el campeón de la Primera "B" Nacional y del torneo Argentino "A" estaba programado para las 16, pero sólo se disputó un partido entre los futbolistas "decanos" que consiguieron el ascenso en 1987. Las autoridades del club albiceleste indicaron que devolverán, en las boleterías de 25 de Mayo y Chile, el valor de las entradas a los hinchas de Atlético".

Desde aquel día, Ciudadela sacó pecho y en la puerta de su estadio puso el cartel que recuerda aquel día: "Aquí los clásicos no se suspenden por falta de público". Y también hubo telón y un mensaje de los hinchas del Santo en las redes sociales: "Prohibido olvidar" con el recuerdo de lo que pasó un día como hoy, hace 11 años, con realidades invertidas: el Decano firme en Primera y el Santo de vuelta en la segunda categoría, con el 3 a 2 en el Monumental como otro recuerdo imborrable.

Los hinchas de Atlético se acercaron en poca cantidad al Monumental aquel 22 de junio de 2008.

Los Pibes del Ritmo le dedicaron un trapo a aquel día.





Top