"Si San Martín me llama de nuevo...": Román Martínez le abre las puertas a Ciudadela

SUPERLIGA

El crack no seguirá en Morón y le contó a el tucumano que el Santo ya se había comunicado en junio para contratarlo, pero un motivo personal lo impidió. Eso cambió. ¿Jugará con Tino Costa?

Román fue una pieza clave del mejor Lanús de la historia. Tiene 35 años.




Román Martínez está desocupado. No tiene club. Tiene su pase en el poder. Y en este mercado de pases que se abre van a llover las ofertas. En Tucumán llueve, ¿una de las ofertas por el enganche llegará desde Ciudadela? Ya lo quiso el Santo en su momento, y en cada mercado de pases a punto de abrirse, su nombre vuelve a sonar. 

Si se piensa en Román Martínez, acto seguido aparece Tino Costa. ¿Lo imaginan juntos en Ciudadela? El crack atiende a el tucumano este jueves a la tarde mientras maneja su auto, el vientito le despeina las chames y se ríe: "¿Cosas, cosas? Sí, se dicen muchas cosas. Ya me quisieron de San Martín en junio, pero no se dio. En su momento me llamó Martín Seri (manager del club), pero por cuestiones personales me incliné por Morón. Si San Martín me llama de nuevo... no le cierro las puertas".

Luego de la inexplicable salida de Lanús, Román quiso quedarse en Buenos Aires este semestre para estar de su pequeño de 4 años. Eligió jugar la B Nacional con Morón, fue presentado con todas las luces, pero nada salió como lo esperado: "Lo que pasó es lo que pasa cuando un club está manejado por gente que no quiere al club. Fui a trabajar por el amor que le tengo al club, para estar cerca de mi hijo, pero no me quisieron pagar y me fui como llegué: con una mano atrás y otra adelante. Terminé perdiendo yo".

Cuando Román Martínez piensa en una posible llegada a San Martín, inmediatamente se acuerda de Lucho Pons: "Estoy al tanto de lo que está haciendo. Amo el fútbol. Conozco mucho de fútbol. Sé los jugadores que tiene San Martín. Muchos clubes me quisieron en su momento. Ahora estoy al tanto de los sondeos que hay, pero son esos: sondeos. Tengo el pase en mi poder y hoy mi situación ha cambiado: estoy desocupado. Y si San Martín me llama, podemos hablar. A mí me levanta el ánimo que los clubes se interesen. No pasa por una cuestión de seducción o no: quiero jugar y llegado el momento voy a tomar la decisión", cierra el diálogo Román Martínez, el crack que a Ciudadela ya le abrió las puertas.

En Morón, su último club, donde las sonrisas se desdibujaron. Quiere revancha. ¿La tendrá en Ciudadela?



Top