El tucumano que deslumbró a Pepe Sánchez y al Puma Montecchia

BÁSQUET

Con apenas 16 años, Gonzalo Alonso dejó su querido Estudiantes para irse a jugar a Bahía Básket.




Muchos son los que sueñan, en cualquier deporte, con llegar lejos, ser profesional y vivir de lo que a uno más le gusta hacer. Pocos son los que tienen esas posibilidades y muchos menos son los que las suelen aprovechar. A Gonzalo Alonso, de 16 años, se le abrió una posibilidad enorme en el básquet y no quiere dejarla pasar: “Desde muy chico pensaba en ser profesional en el básquet, sabía que iba a ser difícil, pero que trabajando día a día iba a poder”, aseguró.

Consagrado en las inferiores de Estudiantes, el base/escolta de corazón en La Cebra deslumbró a todos en al Argentino U15 del año pasado, donde fue el goleador del torneo, promediando 28,1 puntos por partido: “Ahí me vio su reclutador y en unos meses me llamaron para que venga a hacer unas pruebas”, le cuenta Gonchi a eltucumano.com, sobre cómo fue cuando lo reclutaron para que vaya a jugar en Bahía Básket, organización que encabezan históricos de la Selección Argentina, como Pepe Sánchez y Alejandro Montecchia: “Hable muy poco con Montecchia, hable más con Pepe Sanchez pero esto fue en marzo, y me enseño algunas cosas para que las practique para cuando vuelva a Bahía”, señaló.



“Es un chico de pocas palabras y gran corazón. Buen compañero y amigo. Buena persona, sobre todas las cosas, como sus padres. Dentro de la cancha es un jugador muy inteligente en ambos costados, con y sin la pelota. Técnicamente trabaja muchísimo en los detalles, súper competitivo y con un gran carácter para asumir y resolver situaciones complejas, inclusive en categorías superiores. No es muy común en chicos de su edad”, lo describe Gustavo Gaete, uno de los formadores que tuvo Gonzalo en la Cebra, lugar donde se forjó luego de haber pasado por Huracán BB y Avellaneda Central en sus primeros años.

Alonso ya está en Bahía Blanca: “Estoy viviendo en un departamento con otro chico más grande. Me queda cerca de donde entreno y estudio en una escuela normal como todas”, relata sobre su actualidad. “Voy a jugar la liga de desarrollo nada más porque hubo un problema y no puedo jugar la local de aquí”, agregó.

Gonzalo sabe que de sus reclutadores, Sánchez y Montecchia, puede aprender y mucho: “Significa mucho para mí que me recluten ellos por la trayectoria que tuvieron, me siento muy contento y agradecido por el llamado. Soy base como ellos, así que espero que me enseñen todo lo que ellos saben”, aseguró. Gonchy se fue de una Cebra en la que dejó gratos recuerdos. “Desde el Club Estudiantes le deseamos lo mejor en esta nueva etapa de su vida”, dicen desde Monteagudo al 900.

Top