"¡Traeme la Copa, Messi!": en el puesto de Ramón ya se vive el Mundial

FALTAN 2 DÍAS

Conocé los precios de las camisetas, las banderas, las vinchas y cuellitos polares de Messi. "Tenemos de todo, bien surtido. Y hacemos precio para que todos festejemos cuando Argentina salga campeón", dice el vendedor.

En el puesto de Ramón los chicos sueñan a ser Messi y levantan la Copa.




Ramón Ibarra tiene un aire al Chiqui Tapia, el presidente de la AFA. Pero Ramón es del pueblo y asegura que él tiene la Copa del Mundo que alzará Lionel Messi. No es de oro pero uno la mira y la quiere tocar, besar, levantar. La Copa original mide 35 centímetros: la de Ramón un poco menos y está hueca y con una ranura en el techo porque también sirve como alcancía. "Es la Copa del Mundial, la verdadera, no se confundan. Ya le pedí a Messi: traeme la Copa, Messi, traeme la có".

Ramón montó el puesto más surtido del Mundial en la peatonal más importante del país, donde se declaró la Independencia, al lado de la Casa Histórica, en el paseo Histórico, a los pies de los mástiles de la feria: "Acá tenemos de todo, maestro, bien surtido. Y hacemos precio para que todos festejemos cuando Argentina salga campeón: camisetas, la Copa del Mundial, cornetas último modelo, vuvuzelas ($80), cuellitos polar de Messi ($50), banderas ($80) y vinchas ($10)".

A dos días del comienzo del Mundial y a cuatro del debut de la Selección Argentina contra Islandia el sábado a las 10, en el puesto de Ramón ya se vive la cita máxima y los chicos tironean de las mangas a sus padres y madres: "Ya está el clima, la gente lo siente, muchos me preguntan, hice muchas ventas, lo que más se vende son las cornetas nuevas, tienen un sistema especial y no se esfuerza la garganta, es un modelito nuevo. También está la clásica vuvuzela, junto a las banderas son lo que más se vende".

Los primeros convocados al puesto de Ramón son las camisetas de Lionel Messi, Angel di María y Paulo Dybala. "Las camisetas cuestan entre 250 y 300 pesos, depende del talle. Hay del 0 al 14. Es lo que más piden los chicos a sus padres y lo que más se llevan ellos", aclara el vecino del barrio Ejército Argentino que se dedica a la venta ambulante desde hace más de 30 años y todavía recuerda la última conquista, en México 86.

"Espero con el corazón que Messi nos traiga la Copa para la felicidad de la gente, para olvidar tantos problemas económicos, cómo sube todo, que sube la luz, todo, hermano. Y de paso, podamos hacer una moneda. Por ejemplo, la Copa está a 60 pesos, pero hacemos 2 x 100, lo acomodamos al precio porque la situación está jodida, no alcanza", analiza Ibarra, mientras los chicos de los colegios hacen tiempo en los bancos del paseo con unn churro en la mano, terminan de comérselo y se suman para la foto con el canto que no puede faltar: "¡Vamos, vamos... Argentina... Vamos, vamos... A ganar... Que esta banda quilombera, no te deja, no te deja de alentar!"

Top