Tras los despidos, Nación apuntó contra los empresarios del transporte de Tucumán

Crisis

Luego de que se conociera que 150 choferes de colectivo quedarán sin trabajo por la reducción de frecuencias, el Ministerio de Transporte de la Nación denunció que la Provincia adeuda las rendiciones de cuentas exigidas para recibir los subsidios correspondientes. La explicación de AETAT.




Luego de que los miembros de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (AETAT) anunciaran que 150 choferes de colectivos perderán su trabajo a causa de la reducción de frecuencias, el Ministerio de Transporte de la Nación emitió un comunicado para informar que la Provincia adeuda la rendición de cuentas de agosto, motivo por el cual las empresas no pueden acceder a los fondos nacionales destinados a subsidiar la actividad. 

“Estamos hablando de 53 millones de pesos mensuales que la Nación remite a la Provincia en concepto de fondo compensador de transporte. En este momento la rendición de cuentas de agosto no fue realizada por parte de la Provincia. Los fondos están depositados, pero no pueden ser usados los del mes de agosto, septiembre y octubre hasta tanto se presente la documentación exigida. Son 160 millones de pesos disponibles”, detalló el subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, en una entrevista con Telefé Tucumán

El funcionario nacional indicó que el área encargada de remitir la rendición de cuentas de los subsidios es la secretaría de Transporte de la Provincia, que depende del ministerio de Seguridad. “Por falta de la rendición de cuentas están suspendiendo choferes y amenazando con paros. Las empresas de transporte reclaman por los subsidios, y la provincia, que es la que recibe los fondos, no completa una planilla de rendición de cuentas que demuestra que le depositaron la plata a las empresas que tienen que cobrar”, denunció Ascárate al ser consultado sobre la crisis del sector. 

“No se puede continuar girando un fondo que es de los impuestos de todos los argentinos sin que se rinda cuentas. En este caso es una crisis inducida y recurrente. Es la única provincia de la República Argentina que no rinde cuentas. La Nación dijo 'basta'. Reciben plata y no rinden cuentas”, cerró. 

Desde AETAT, en tanto, confirmaron que hubo demoras administrativas en la rendición de cuentas de agosto debido a que la Nación modificó el sistema a través del cual se computan los gastos. Por disposición de la cartera que conduce Guillermo Dietrich ahora ese trámite se realiza por medio de transferencia bancaria, lo cual generó inconvenientes para varias empresas que tenian sus cuentas cerradas. Desde la entidad que nuclea a los empresarios aseguraron que la situación se regularizará durante octubre porque ya están en condiciones de hacer las rendiciones exigidas por Nación para liberar los fondos.     

Sin embargo, los empresarios insisten en que la crisis que aqueja al servicio de transporte público no se agota en la acreditación de subsidios ($130 millones de pesos mensuales que aporta la Provincia y otros $53 millones mensuales que otorga la Nación). Según explicaron, el 95% de los ingresos de una línea de colectivos son destinados a pagar los sueldos de los empleados y comprar combustible, lo que dificulta el sostenimiento de la actividad. 


Top