Juan Manzur, delegado de Alberto Fernández en Estados Unidos

RUMBO A OCTUBRE

El Gobernador de Tucumán viajará al país norteamericano para tender puentes entre el candidato presidencial del Frente De Todos y la administración de Donald Trump.

Juan Manzur y Alberto Fernández, en el teatro Mercedes Sosa durante el homenaje a maestros en su día. (crédito: Secretaría de Comunicación Pública)




El fin de semana, cuando la efervescencia por el paso de Alberto Fernández por Tucumán se aplaque, el gobernador Juan Manzur partirá rumbo a Estados Unidos. ¿Su misión? Tender puentes entre el Frente De Todos y el gobierno de Donald Trump.

Manzur, que el 9 de junio pasado volvió a ser reelecto, suena desde antes del contundente triunfo del ahora candidato presidencial del peronismo en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), cuando logró que los sindicatos jugaran para la fórmula Fernández-Fernández, como una pieza importante del eventual gabinete nacional en caso de repetir los resultados de los comicios de agosto último. Con esos papeles y con un futuro por ahora indefinido, el mandatario tucumano hará las veces de delegado del peronismo, de emisario del albertismo ante el “muro” de Trump para aceitar relaciones bilaterales entre dos espacios políticos de concepciones diametralmente opuestas.

La misión partidaria, según consignan diversos medios nacionales, se da en coincidencia con la misión oficial que debe afrontar el mandatario provincial como presidente pro témpore de la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur (ZICOSUR), plataforma internacional que congrega a Estados atravesados por el Trópico de Capricornio y del cual forman parte once provincias, además de Tucumán. Como titular, Manzur suscribirá en el Woodrow Wilson Center, en Washington, a un memorando con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro ─con quien goza de buena relación─, con el objetivo de habilitar de habilitar nuevos mecanismos de participación formal para gobiernos regionales a nivel continental.

Desde la capital estadounidense, el tucumano se trasladará hasta Nueva York, al Centro Collin Powell del City College, universidad con la que la Provincia mantiene una serie de convenios de intercambio académico, fruto de misiones oficiales años anteriores. En ese lugar, el emisario del peronismo notificará a los presentes de la difícil situación que atraviesa la Argentina.

Según consigna diario El Cronista, tanto en Washington como en Buenos Aires asumen las notorias diferencias ideológicas entre Trump y Fernández, pero que la relación en un hipotético gobierno peronista podría “mantenerse a un alto nivel y basada en el pragmatismo”, teniendo en cuenta los intereses económicos recíprocos.

La misión de Juan Manzur a Estados Unidos no sólo resulta clave en términos de vinculación económica y política en el corto plazo, es también un intento del albertismo por comenzar a ganar el apoyo de las potencias accionistas al Fondo Monetario Internacional (FMI), pensando en un eventual “reperfilamiento” del préstamo por más de USD$ 57.000 millones y del desembolso de USD$ 5.400 millones que aún es incierto.

Top