Desde Tucumán se proyectó el futuro de la caña de azúcar al mundo

CONGRESO INTERNACIONAL

El XXX Congreso Internacional de Técnicos de Caña de Azúcar se realizó por primera en Argentina, con la provincia como sede. Más de 1.500 investigadores de todo el mundo pusieron el eje, principalmente, en el desarrollo de nuevas energías renovables y los biocombustibles.




Hace más de tres años, en Tailandia, se confirmó que Tucumán era elegida como sede del XXX Congreso Internacional de Técnicos de Caña de Azúcar. Lo que parecía una utopía se hizo realidad, y más de 1.500 investigadores de todo el mundo y 1.500 participantes desfilaron por el flamante Centro de Convenciones de la Sociedad Rural de Tucumán, inaugurado para la ocasión a partir de un esfuerzo conjunto del Gobierno Provincial, los municipios de San Miguel de Tucumán y los ruralistas.

Jorge Scandaliaris, Presidente del Comité Organizador del Congreso e Investigador de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres de Tucumán, enfatizó que “el balance es muy positivo. Tuvimos 2.000 personas de los cinco continentes analizando, exponiendo y mostrando desarrollos tecnológicos. Para nosotros el enorme valor es interactuar con ellos, discutir líneas futuras y oportunidades para la caña de azúcar en el mundo. Además se tocaron todos los temas acerca de productividad y rentabilidad para mejorar la actividad con disciplinas de las más variadas como agronomía, biología, procesos industriales y nuevos productos", tras el precongreso y el congreso realizado en nuestra provincia. Las actividades continúan con el postcongreso en Salta y Jujuy. 

"Estamos en estos momentos discutiendo en las fronteras del conocimiento, con los últimos avances en investigación logrados por instituciones de todo el mundo y empresas que tienen desarrollos enfocados en la caña de azúcar. Un proceso productivo cualquiera, que no esté con lo más alto del desarrollo tecnológico, tiene problemas para ser competitivo”, sostuvo Scandaliaris en declaraciones a Perfil.

Héctor Páez es gerente de Innovación y Medioambiente en la compañía azucarera Ledesma, de Jujuy, y en el Congreso hizo hincapié en la reconciliación entre el medioambiente y la producción. “Llevamos casi 20 años en este tema, porque sabemos que se puede producir y no solo ser amigable con el medioambiente sino también incorporar mejoras. Se trabaja fundamentalmente en Jujuy, en las zonas de las yungas, sector protegido por la UNESCO, con muy buenos logros tanto por rescate de animales como por censo de árboles, monitoreo de peces y en general, cuidado de la zona. Allí hay una diversidad enorme de flora y fauna, el 50% de la biósfera del país está en el 1% de las yungas”, remarcó, en declaraciones que reproduce el portal especializado Infocampo.




Flavio Castellari, Director Ejecutivo del Arreglo Productivo del Alcohol en Brasil (APLA), detalló que “como institución representamos 110 empresas de Brasil, somos una asociación involucrada con el Gobierno nacional para promover tecnología e intercambios tecnológicos entre países. Nosotros participamos de los congresos de ISSCT desde 2007: Sudáfrica, México, Brasil, Tailandia y ahora Argentina. Siempre se hacen en centros de convenciones grandes, cerrados y esta vez fue distinto, es un espacio más abierto, es más caña. Y para nosotros nos sienta mejor, porque somos cañeros, simples, gustamos del campo y zapatones, entonces así está más lindo". Desde ese país arribaron a Tucumán 106 concurrentes, entre delegados y expositores.

“Tenemos que cambiar la mentalidad, dejar de ser productores de azúcar y empezar a ser productores de energía. Sea energía eléctrica, biocombustibles, ácido cítrico… hay muchos productos que se hacen a partir de caña, que es un producto muy eficiente. Nosotros ya no hablamos de residuos sino de co-productos, estamos usando cachaza, vinaza, para generar biogás”, se entusiasmó el ejecutivo brasilero.

“Ahora se viene la próxima página a la que hace referencia el lema del Congreso. Se trata de la forma en la que nuestra agroindustria procesará y luego sacará provecho de todo lo aprendido durante el XXX Congreso, y de los contactos concretados con los principales referentes y empresas del mundo de la caña de azúcar. Ganamos la final, pero a partir del lunes, ¡comienza el próximo torneo!”, enfatizó Juan Carlos Mirande, vicepresidente del Congreso e integrante del Comité Ejecutivo de la ISSCT y de la Comisión Directiva de la entidad organizadora local (SATCA, o Sociedad Argentina de Técnicos de la Caña de Azúcar).

“La caña de azúcar ya no es sólo azúcar, es energía que se produce con el esfuerzo de los gobiernos en forma conjunta con el ámbito industrial, el académico, las instituciones civiles y los productores, para cuidar el medio ambiente”, remarcó el gobernador Juan Manzur durante la apertura del Congreso, tras ser designado presidente honorario del mismo, y acompañado por su par jujeño, Gerardo Morales.




Respecto a la producción en Tucumán, José Coronel, Gerente General de la Compañía Azucarera Los Balcanes, alertó que “en Tucumán hay 15 ingenios, de los cuales 2 no están moliendo y 4 están en concurso de acreedores. A eso se suma que el precio del etanol está congelado hace 6 meses. De acuerdo con la fórmula de ajuste que se hizo en mayo de 2018 consensuada con el entonces Ministerio de Energía, hoy debería valer un 30% más, es decir 7 pesos por litro. Las naftas aumentaron un 120% en tres años y el precio etanol no llega al 60%”, según reproduce supercampo.

Algunos de los principales especialistas que presentaron ponencias en el Centro de Convenciones de Tucumán fueron Plinio Nastari, de Brasil, “Expansión de los Biocombustibles”; Keith Jaggard, del Reino Unido, “Caña de Azúcar vs. Caña de Remolacha”; Jean Claude Autrey, Islas Mauricio, “Factores Económicos y Competividad de la Caña de Azúcar”; Robert Steindl, de Australia, “Diseño de Ingenios”; Nigel Minton, Reino Unido, “Estudios de Digestión del Bagazo” y Ricardo Abe, Brasil, “La Tecnología SOFC aplicada a vehículos eléctricos” y Manoel Regis Leal, Brasil, “El proyecto SUCRE de Brasil para el uso de malhoja”.

“El Congreso dura 4 días, pero las obras quedan para siempre”, enfatizó el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán, Sebastián Murga, en diálogo con eltucumano. “Nosotros no nos sentimos propietarios, sino administradores. Era imposible hacerlo solos, no había posibilidad. Es una propiedad de la Provincia, ese es el mensaje”, remarcó el dirigente rural. El legado del XXX Congreso Internacional de Técnicos de Caña de Azúcar para nuestra provincia es más que importante: un Centro de Convenciones fruto del trabajo conjunto entre los actores políticos y la articulación público - privada; el aporte técnico de especialistas de todo el mundo para el desarrollo sustentable y crecimiento de nuestra industria madre y un norte claro hacia dónde direccionar esfuerzos: las energías renovables.


El XXX Congreso Internacional de Técnicos de Caña de Azúcar, en fotos:




Fotos: Gentileza Comunicación Tucumán

Top