"¡Nooooo!": tiros y batalla campal entre vecinos y policías en San Cayetano

INSEGURIDAD

Una vecina registró minutos de terror durante los megaoperativos realizados a la madrugada en uno de los barrios más populares de Tucumán. Imágenes sensibles. VIDEO.

Megaoperativo en San Cayetano.




La noche es más fría en las calles de San Cayetano. Los perros espantados ladran al que pasa cerca, gritos e insultos completan el sonido ambiente, allá lejos, cerca de la esquina, camperones y sombras apenas se distinguen iluminados por la luz opalina de una moto. Cae la medianoche y se lleva a cabo uno de los 25 allanamientos a cargo de la Policía de Tucumán. Una vecina lo registra todo: “Shhh… estoy grabando”.

“¡Vayan a cobrar! ¡Vayan a cobrar!”, “¡Nadie acá hace nada! ¡Nadie!”, gritan los vecinos cuestionados por los efectivos. El clima es cada vez más tenso. Todos saben que algo está por pasar: “¿Has visto cómo ha remontado la pistola el policía?”, dice la vecina que ya no está sola. Otras vecinas empiezan a salir con la ropa de dormir a la vereda mientras otro perro corre contra el malón: “Corre, corre, Firulais”, se ríe la vecina.

Pero la sonrisa desaparece cuando el grupo de personas empieza a dispersarse y suena el primer disparo: los vecinos empiezan a correr por las calles para volver a sus casas, la Policía se agrupa en una vereda a la espera del enfrentamiento, los perros ladran mostrando sus colmillos y una patada voladora impacta de lleno en el pecho de un policía que cae contra el cordón de la vereda: “¡Uh! ¡Uh! ¡Uh!”, se escucha mientras los mano a mano se repiten, caen policías, caen vecinos, suenan tiros, chocan los puños, los disparos no dispersan a nadie y la batalla campal ya es total.

Dadá, el hombre de campera naranja, se acerca a la zona de conflicto, como si no tuviera miedo: “No sé para qué se mete”, se pregunta la vecina que ya hizo zoom para mostrar lo que está pasando. Pero esto no es nada comparado a lo que pasa en unos segundos: un vecino tira algo contra la Policía, suena un disparo y cae un hombre al piso.

Las bocinas de las motos se confunden con los ladridos y los gritos y llantos de los vecinos de San Cayetano: “¡Nooooo! ¡Nooooo! ¡Nooooo!”, se escuchan mientras los disparos se repiten ya entrada la madrugada, con un saldo de siete detenidos, armas y drogas secuestradas y las imágenes que sacuden a uno de los barrios más populares de la ciudad.


Top