Los estudiantes reclaman educación sexual en las escuelas tucumanas

Sí a la ESI

Alumnos y docentes de distintas escuelas convocan este viernes a una jornada pública sobre la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) en la provincia. “Estamos dispuestos a aprender, lo entendemos como una necesidad y por eso exigimos la implementación de la ley. No queremos que jueguen con nuestro futuro”, demandan.

Estudiantes tucumanos reclaman la aplicación de la ESI.




De ESI sí se habla. Esa es la bandera de muchos estudiantes tucumanos que exigen su derecho a aprender siguiendo con los lineamientos de la ley de Educación Sexual Integral (ESI); ley nacional cuya implementación en las escuelas y colegios, según denuncian, es irregular en Tucumán. Por eso, ante la indiferencia del Estado provincial y de las instituciones educativas, los estudiantes tomaron la iniciativa y junto a un grupo de docentes decidieron organizar una jornada de ESI. Como distintas escuelas les cerraron las puertas, el evento se desarrollará el viernes desde las 17.30 en la Plaza Belgrano, frente a la guardia del Hospital Padilla. 

“La ley está hace mucho tiempo y en toda la provincia, tanto el gobierno como las instituciones educativas, bajan línea para que no se aplique. Los directivos de las escuelas generalmente dicen que no pueden aceptar las jornadas y charlas sobre educación sexual porque los padres de los alumnos no quieren o les hacen problemas, pero, cuando los padres se informan, están de acuerdo. El principal problema es la falta de información. Nos subestiman como estudiantes y nos dan muchas vueltas a la hora de tomar decisiones que son importantes para nuestra formación”, explica Micaela Gómez, estudiante de sexto año de la Escuela de Bellas Artes y presidenta de la Unión de Estudiantes Secundarios de Tucumán (UEST).

Los prejuicios respecto a la ESI y la indiferencia institucional han quedado expuestos en esta oportunidad en el hecho de que distintas escuelas se hayan negado a albergar la jornada del viernes. Según explica Micaela, primero fue la Escuela de Comercio quien les cerró las puertas argumentando que no se trataba de una actividad organizada por el Ministerio de Educación. Después, fue la escuela Sarmiento: “En la Sarmiento nos hicieron presentar tres veces la nota para hacer ahí la actividad. De palabra nos habían dicho que sí y después nos respondieron finalmente que no”. Pero eso no los detuvo y decidieron que la jornada se realice en un espacio público. 

“De la jornada de ESI vamos a participar estudiantes y docentes. Es un espacio que nos sirve para ver qué rol jugamos cada uno en la implementación efectiva de la ley. La idea es hacer actividades y un debate para poner en común las propuestas de las organizaciones estudiantiles y docentes. Es necesario desmitificar los prejuicios acerca de los ejes de la ESI y hacer participar a las personas para que se den cuenta de todo lo que engloba la ley”, cuenta Micaela acerca de la actividad que es organizada en conjunto por la Unión de Estudiantes Secundarios de Tucumán (UEST) y la Red de Docentes por el Derecho a Decidir y que consistirá en charlas, debates y juegos relacionados a la ley de Educación Sexual Integral (ESI). 

“Los estudiantes estamos dispuestos a aprender, lo entendemos como una necesidad y por eso exigimos la implementación de la ESI. Más allá de las ideologías, lo que queremos es que no jueguen con nuestro futuro. No nos pueden privar de las herramientas necesarias”, afirma Zoe Van Broock, alumna de quinto año de la escuela Normal. Según explica la estudiante, en la escuela Normal hay un proyecto impulsado por el centro de estudiantes para hacer charlas y debates sobre educación sexual, de acuerdo a las distintas edades de los alumnos y siempre bajo la guía de las psicólogas y psicopedagogas de la institución. De ese proyecto, hasta ahora sólo se ha podido dictar la charla sobre enfermedades de transmisión sexual (destinada a los alumnos de quinto y sexto año), pero han quedado pendientes las charlas acerca de diversidad de género (para alumnos de tercero y cuarto año) y violencia en las relaciones (para alumnos de primero y segundo año), ya que aún no les conceden el permiso desde la escuela. 

Tanto Micaela como Zoe coinciden en denunciar que la implementación de la ESI no está reglamentada y depende de la voluntad de cada escuela. Además, insisten en que desde el Ministerio de Educación intentan subsanar la ausencia de la ESI con la aplicación del Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), aunque la ley de Educación Sexual Integral es mucho más amplia y aborda distintas problemáticas que el ENIA no contempla. 

Por su parte, los docentes que acompañan la organización de la jornada, recalcan que la inquietud y la iniciativa para el desarrollo de la actividad partieron de los propios estudiantes. “La jornada está pensada por y para estudiantes secundarios, ellos son los actores más activos y los que quieren la ESI en las escuelas, lo que nosotros hicimos fue coordinar y pensar con ellos las actividades. La idea es que ellos puedan compartir y debatir sobre la aplicación de la ESI para desmitificar ideas infundadas que existen sobre la ley. Hay mucha ignorancia y mucho desconocimiento”, explicó Belén Barral, integrante de la Red de Docentes por el Derecho a Decidir. 

Al respecto, la docente cuenta que son muchos los prejuicios que existen alrededor de la ESI y su implementación en las escuelas: “Uno de los principales mitos es que es una imposición, cuando en realidad se trata de generar espacios donde desarrollen actividades de autocuidado. No tiene que ver con la enseñanza de cómo tiene que ser su sexualidad, sino que ellos puedan entender que la sexualidad es un concepto amplio y puedan derribar los prejuicios al respecto”. 

Otro de los prejuicios más difundidos son aquellos que hablan de la ley como una forma de adoctrinamiento en ideología de género, argumento que suelen repetir los representantes de las organizaciones autodenominadas como “pro vida”: “No es adoctrinamiento en ideología de género, es hacer cumplir una ley nacional que promueve la libertad de los cuerpos y de las identidades. Hablar de perspectiva de género es poder desarmar todas las actitudes y todas las practicas machistas que después terminan naturalizando el avasallamiento hacia los cuerpos de las mujeres, la naturalización del femicidio y la culpabilización de las jóvenes, entre otras problemáticas”. 

“La situación actual en Tucumán es compleja porque no hay una adhesión a la ley nacional, por lo tanto, eso significa que las instituciones van habilitando y deshabilitando su implementación, no hay monitoreo ministerial, no se trabaja en conjunto, ni hay presupuesto destinado para la formación de todos y todas los y las docentes”, explica Barral quien asegura que entre los más de 40.000 docentes de la provincia, sólo hay 2500 que reciben algunas capacitaciones aisladas sobre educación sexual. 

Barral destaca la importancia que tiene la implementación de la ESI en Tucumán debido a la gran tasa de femicidios, casos de abuso, de embarazo adolescente y otras problemáticas comunes entre chicos y adolescentes de la provincia. “La ESI promueve la educación emocional, las formas de vincularnos, el desarrollo de la empatía, el respeto de las identidades, el cuidado del cuerpo. Se cree que la ESI recorre sólo lo reproductivo y no es así.”, explica la docente y afirma: “La ESI promueve un mundo más justo, no podés estar nunca en contra de eso”.

Ese mundo más justo es también el que buscan muchos adolescentes tucumanos que este viernes dirán: de ESI sí se habla.

Top