Más de 160 mil tucumanos le quitaron su apoyo a Mauricio Macri

RUMBO A OCTUBRE

Desde el balotaje de 2015 a las PASO 2019, Cambiemos – Juntos por el Cambio perdió una gran cantidad de votos en Tucumán. El Frente de Todos, en tanto, se impuso por más de 300 mil votos en la Provincia, a pesar que el Presidente sacó 30 mil votos más que Elías de Pérez en las elecciones provinciales.

Manzur y Macri en Tucumán durante los festejos del Bicentenario en 2016. La foto es de minutouno.com




163.468 votos perdió el presidente Mauricio Macri en Tucumán desde el balotaje de 2015 en el que se impuso ante Daniel Scioli hasta las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de 2019, en las que cayó por 15 puntos a nivel nacional ante Alberto Fernández y fue aplastado en suelo tucumano, donde cayó por más de 320 mil votos.

En Tucumán, el Frente de Todos se impuso con 560.587 votos ante los 234.729 de Juntos por el Cambio, de acuerdo al escrutinio provisorio. La fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner se hizo con el (59,54%) de los sufragios tucumanos, contra el 24,93% de Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto.

Dos meses antes de las PASO nacionales, el macrismo sufrió una dura caída en Tucumán: el gobernador Juan Manzur y Osvaldo Jaldo fueron reelectos con 512.853 votos (49,54%), muy por encima de la fórmula de Vamos Tucumán, conformada por Silvia Elías de Pérez - José Manuel Paz, quienes recibieron el respaldo de 201.831 tucumanos (19,50%). En estas elecciones, la oposición tucumana decidió “esconder” la deteriorada figura del presidente, que no apareció ni en los afiches de campaña.

Respecto a las elecciones provinciales del 9 de junio, Macri – Pichetto sumaron 32.898 votos más que Elías de Pérez – Paz, pero la fórmula de los Fernández sumó 47.734 sufragios más que Manzur – Jaldo.  Muchos de estos últimos se presume que formaron parte de los cerca de 100 mil votos de José Alperovich, que culminó cuarto en las elecciones tucumanas y manifestó su apoyo al Frente de Todos. Siguiendo la misma línea de razonamiento, parte de los votos que sumó el macrismo podrían provenir del electorado que optó por Ricardo Bussi en las elecciones provinciales, instancia en la que conquistó 136.313 voluntades (13,17%). Ahora, como candidato a diputado acompañando la boleta de Juan José Gómez Centurión, alcanzó los 56.134.

El peronismo tucumano celebró que en 2019 logró ampliar la diferencia con el macrismo respecto de las elecciones legislativas de 2017, cuando el vicegobernador Jaldo fue ungido como candidato a diputado y se hizo con 459.257 votos (46,86%), lo que permitió que llegue a la Cámara baja junto a Gladys Medina. Finalmente dimitió, otorgando su lugar al tercero de la lista, Pablo Yedlin. El exministro de Salud tucumano no alcanzó en las elecciones generales de 2017 un lugar en el Congreso por el repunte que lograron José Cano y Beatriz Ávila que alcanzaron los 319.221 votos (32,57%) para mantener el clásico 2-2. Tras sacar 494.543 en las PASO de ese año, el peronismo perdió 30 mil votos en las generales, hecho que marcó el alejamiento de Alperovich, señalado por el oficialismo de “jugar para atrás”.

Los 319.221 votos de la lista que encabezó José Cano en 2017 marcaron un retroceso inicial del macrismo en Tucumán respecto a 2015. En el balotaje entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, el primero se impuso en la provincia con 563.696 votos (57,7%) contra los 398.197 (40,76%) del líder del PRO, que ganó por 1 punto a nivel nacional (51% a 49%). 

Un mes antes, en las elecciones nacionales en Tucumán, Scioli había obtenido 448.055 sufragios (48,54%) contra los 247.733 (26,84%) de Macri, que logró crecer 150.464 de las generales al balotaje. Contemplando los 163.468 votos menos que sacó el Presidente en nuestra provincia, se desprende que quienes lo apoyaron en el mano a mano ante el exgobernador de Buenos Aires le dieron el "pulgar abajo" a su gestión u hoy forman parte de los arrepentidos del macrismo.

Top