Pizarras desenchufadas y tensión en la city por la suba récord del dólar

Efecto PASO

Luego del triunfo de Alberto Fernández en las PASO, se vivió un lunes atípico en las casas de cambio y algunos bancos del microcentro. Sorpresa por la cotización del Nación y de los 'arbolitos' de la San Martín. El análisis de un especialista.

Las pizarras electrónicas no exhibieron cotizaciones ante la incertidumbre por la reacción de los mercados.




Los lunes a la mañana, generalmente, la calle San Martín entre el 600 y el 700, en pleno centro de la capital tucumana, suele convertirse en un hormiguero.

La gente camina apurada, mientras los bancos suelen estar repletos, con largas filas de tucumanos que esperan ser atendidos por las distintas máquinas y personas que están en el lugar. Esa secuencia se repitió hoy, con un agregado particular: el resultado de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) repercutió de manera directa en el precio del dólar, que saltó hasta llegar a su techo histórico de $60, y se vivieron horas de incertidumbre y preocupación en la zona.

A diferencia de los últimos meses, los carteles electrónicos en los que se expone el valor de las distintas divisas internacionales permanecieron apagados o, en algunos casos, como en el banco Macro, directamente los guardaron.




La tensión que se generó a nivel nacional se trasladó al microcentro del "Jardín de la República", donde casi todos los bancos, al igual que las casas de cambio, decidieron no vender dólares al público. "No tenemos precio, no podemos vender", repetían una y otra vez.

En la calle, sin embargo, los 'arbolitos' no se cansaban de decir la palabra "cambio", una y otra vez. "Estamos vendiendo a $61, y comprando a $55", aseguraron ante la consulta de eltucumano.com

La única excepción a este panorama tenía lugar en la esquina de San Martín y Junín. Allí, el imponente Banco Nación ofrecía a sus clientes una hoja impresa con el valor de la moneda norteamericana, que se iba reemplazando ante cada actualización. Para comprar, eso sí, había que cumplir con dos requisitos previos: ser cliente con cuenta sueldo, y haber tenido el dinero previamente. No se podía hacer un depósito en ese momento para luego intentar la transacción.



Según el economista Eduardo Robinson, este panorama de incertidumbre podría mantenerse, al menos, hasta el próximo 10 de diciembre, cuando se cumpla el mandato de Mauricio Macri y comience una nueva gestión. "Se vienen 120 días de inestabilidad e incertidumbre", vaticinó.


Top