¿Qué se juegan el oficialismo y la oposición en las PASO tucumanas?

#VOTATUCUMÁN

Ninguna fuerza nacional dirime su candidato a presidente en las Primarias, pero la conformación de las listas y los resultados a nivel provincial pueden ser determinantes de cara a octubre y a 2023.




El domingo 11 de agosto los tucumanos acudirán a las urnas por segunda vez en el año, tras las elecciones provinciales del 9 de junio, donde el oficialismo se impuso por amplio margen, resultando Juan Manzur reelecto por los próximos cuatro años. En estas PASO, todos los partidos nacionales presentan una única fórmula presidencial, por lo que se considera a las Primarias un gran sondeo nacional entre Mauricio Macri y Alberto Fernández rumbo a las elecciones del 27 de octubre, pero a nivel provincial hay mucho en juego, más allá de la conformación de las listas de candidatos a diputados.

En Consenso Federal, el espacio que impulsa la precandidatura presidencial de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, las listas tucumanas están encabezadas por dos dirigentes que quedarán “en el llano” después de diciembre si no son electos diputados: tanto Ariel García como Silvio Bellomio cumplen sus mandatos en la Legislatura y no fueron reelectos ni alcanzaron otro cargo en las elecciones provinciales, donde el primero fue candidato a gobernador (terminó 5to. con poco más de 10 mil votos), mientras que el segundo no aspiró a ningún cargo, en rechazo a las “dobles candidaturas”.

Con poco más de 9 mil votos, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores apenas alcanzó el 6to. lugar en las elecciones provinciales. De cara a las elecciones nacionales, se conformó a nivel nacional el FIT Unidad, que integran el Partido Obrero, el Partido de los Trabajadores Socialistas, Izquierda Socialista y suma al Movimiento Socialista de los Trabajadores (cuya referente en Tucumán es Lita Alberstein, que también fue candidata a gobernadora) y buscan apuntalar a la fórmula Nicolás Del Caño y Romina Del Plá. Tras realizar buenas elecciones en distritos como Jujuy, Mendoza, Salta y en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires, la izquierda busca posicionarse como tercera fuerza nacional detrás del macrismo y el peronismo – kirchnerismo, y hacerse de bancas legislativas en todo el país. La lista que encabezan Ariel Osatinsky y Alejandra Arreguez busca por primera vez acceder a cargos electivos en nuestra provincia.

Fuerza Republicana sumó 136313 sufragios dos meses atrás y terminó tercera, amenazando a Juntos por el Cambio (que en las elecciones provinciales compitió como Vamos Tucumán) como principal partido opositor de la provincia: las 8 bancas conseguidas en la Legislatura así lo demuestran. El concejal Ricardo Bussi, excandidato a gobernador y legislador electo, es nuevamente candidato, ahora a diputado nacional y acompañando la boleta presidencial de Juan José Gómez Centurión. Con el eje en las propuestas en materia de seguridad que repite elección a elección y un fuerte mensaje "Provida", Bussi busca volver al Congreso Nacional, donde ya ocupó bancas en los ’90 y principios de siglo. Desde Tucumán, el hijo del genocida condenado por delitos de lesa humanidad busca romper la grieta  “por derecha” y darle al exjefe de la Aduana una de sus mejores performances a nivel nacional, si la grieta no absorbe sus votos y se termina decantando por la fórmula Macri – Pichetto y sus candidatos provinciales.

Las dos fórmulas de Juntos por el Cambio trabajan fuerte por la reelección de Mauricio Macri junto a su peronista compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto. Desde Casa Rosada se autorizó a la lista que armó José Cano y lidera Domingo Amaya a acompañar la lista sábana oficial, por lo que los radicales díscolos de Yerba Buena encabezados por Mariano Campero que impulsan la precandidatura de Manuel Courel competirán con boleta corta. La "lista oficial" recibió a dirigentes del macrismo y cerró la campaña junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Patricia Bullrich junto a Domingo Amaya, "Curly" Colombres Garmendia, Roberto Sánchez, José Cano, Sandra Manzona y demás dirigentes opositores. Foto: @DomingoAmayaOk

Tras la derrota de Silvia Elías de Pérez en las elecciones, el principal frente opositor quedó fraccionado y con un vacío en su liderazgo. Tras su reelección, el intendente Germán Alfaro busca posicionarse con miras a 2023, pero desde Casa Rosada le pusieron un freno a su idea de postular como precandidato a diputado a su delfín, Walter Berarducci, bajo la idea de competir con lista única. Los radicales yerbabuenenses desoyeron ese pedido de Rogelio Frigerio y Marcos Peña y presentaron su lista de todos modos. 

Una buena elección de Domingo Amaya lo posicionaría nuevamente junto a José Cano como los principales referentes del macrismo en Tucumán, y dispararía las especulaciones del regreso de la fórmula que compitió por la gobernación en 2015. Si mejoran la performance de Elías de Pérez, relegarían a un segundo plano a la senadora nacional con mandato hasta 2021. Tras las elecciones locales, agradeció especialmente a los radicales de Yerba Buena, pero en estos comicios convocó a votar por Amaya: para bajarle los decibeles a los rumores de fractura, se fotografió con Campero y Courel en la marcha “próvida” de anoche en Plaza Independencia.
Si Courel pisa fuerte en las PASO y consigue en las urnas el lugar que no le otorgó la Casa Rosada a su espacio, el reelecto intendente Campero quedará posicionado como un actor indispensable en el armado opositor y su nombre comenzará a tomar fuerza de cara a las elecciones de 2023. 

Silvia Elías con Campero y Courel en la marcha "Provida" en Plaza Independencia. Las fotos son de Twitter, @SilviaEdePerez y @manuelcourel

Una eventual derrota nacional complicaría a mucho a todos los dirigentes de Juntos por el Cambio: si gobiernan los Fernández, se presume se terminarían los “mimos” para las municipalidades de Concepción, Yerba Buena y San Miguel de Tucumán de parte de la Nación. Quizás coqueteando con esa posibilidad, el intendente Alfaro se dejó ver tanto con Amaya como con Courel, mientras en los bares del microcentro y los cónclaves donde si discute la política comarcana se especula con que el intendente invitará a hacer uso de las tijeras el domingo y se le adjudicarán muchos de los sobres donde se encuentre eventualmente la combinación Macri – Courel o Fernández – Amaya, como para contentar a todas las partes. Lo que es claro es que el intendente sería un gran damnificado de una gran elección de su antecesor que lo ponga junto a Cano al frente de la oposición al Gobierno de Tucumán al atentar eso contra su sueño de gobernar la provincia en 4 años.

Alfaro recibió a Amaya en la Municipalidad y se mostró con Courel en la Rural.

Tras ser reelecto por más de 300 mil votos y con casi el 50% de los sufragios, el gobernador Juan Manzur se sentó en la mesa chica del peronismo nacional y se posicionó como uno de los grandes armadores de la candidatura de Alberto Fernández, tendiendo puentes con los sindicatos y con todo el peronismo del NOA. La firma del compromiso de obras y acciones en pos del desarrollo de Tucumán que firmó con el compañero de fórmula de Cristina Kirchner ilusionan al mandatario con una gestión que cuente con la generosidad del gobierno nacional en materia de obras de infraestructura para la provincia en caso de imponerse el Frente de Todos. La reelección de Macri a nivel nacional sería un duro golpe al titular del Ejecutivo provincial, tras jugar muy fuerte por los Fernández, a quiénes también aportará votos la lista con boleta corta que encabeza José Vitar.

Manzur, consolidad como líder del peronismo tucumano, buscará darle un triunfo contundente a los Fernández en Tucumán sumando los 100 mil votos de Hacemos Tucumán. Por eso se reunió esta semana con delegados comunales, intendentes y los referentes peronistas de la capital, para asegurar que todos trabajen por la lista de los Fernández y lograr sentar en una banca en la cámara baja a dos hombres de su entorno y confianza, Mario Leito y Carlos Cisneros. Dirigentes de ese espacio se reunieron con el mandatario y hasta lo saludan en las redes sociales, confirmando que trabajarán por la lista que integra el dirigente bancario y enemigo de José Alperovich, mientras el senador con mandato hasta 2021 parte de vacaciones rumbo a Europa tras terminar cuarto en las elecciones provinciales.

Manzur, Leito, Carrizo y Cisneros junto a dirigentes y militantes en la sede del PJ. Foto: Twitter @JuanManzurOk

Mizrahi y Loza junto a Manzur y dirigentes del oficialismo tucumano. Foto:Twitter @GeroVAignasse


Top