Tucumán reclama una deuda de $120 millones de subsidios para el transporte a Nación

TRANSPORTE PÚBLICO

Manzur y Jaldo cruzaron duramente a Guillermo Dietrich tras los 6 días de paro no consecutivos de la semana pasada. Nación aduce fallas en la documentación presentada por la Provincia, mientras que desde Tucumán denuncian asimetrías en la distribución de recursos.

Paro de transporte en Tucumán.




El paro de colectivos de la semana pasada sigue haciendo ruido en Tucumán. Este lunes, el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo criticaron duramente al gobierno nacional y puntualmente al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. La cúpula provincial rechazó la falta de equidad de las políticas públicas adoptadas por Nación en la distribución de los recursos y subsidios, y reclama una deuda de $120 millones.

Lo que hay que explicar a los tucumanos es que hay mucha desigualdad y asimetrías en la asignación de los recursos. El 90% de los subsidios nacionales se quedan en CABA y provincia de Buenos Aires. Este es el problema central que tenemos”, enfatizó el gobernador Juan Manzur en rueda de prensa. En ese sentido, subrayó que “sólo el 10% se distribuye en el interior argentino. Por eso ocurren estos problemas, no sólo en Tucumán, sino en todas las provincias argentinas que también tienen dificultades con el transporte de pasajeros”.

La semana pasada los tucumanos afrontaron seis días sin colectivos debido a medidas de fuerza llevadas a cabo por la Unión Tranviarios Automotor, tanto de la provincia como a nivel nacional.  El paro se levantó el miércoles a la noche luego de que los empresarios realizaran el 70% del pago de los sueldos de junio, mientras que el 30% restante debería quedar cancelado el próximo miércoles.

El viernes, tras brindar servicio el jueves, hubo un nuevo paro de UTA en reclamo por un incremento salarial del 20% y un bono de $ 16.000 para los trabajadores del interior del país, ya que los choferes de ciudad y provincia de Buenos Aires convinieron con los empleadores un salario básico de $ 41.000, retroactivo a junio último, y una suma fija no remunerativa de $ 11.000 en tres tramos.

El vicegobernador Osvaldo Jaldo apuntó contra el ministro Dietrich, quien acusó a la gestión provincial de no regularizar la documentación pertinente para el cobro de subssidios nacionales: desde la Provincia sostienen que Nación adeuda 120 millones de pesos en concepto de subsidios. “Algunos funcionarios – nacionales- dicen que administrativamente falta documentación por 2 o 3 millones de pesos por parte de la Provincia. Yo pregunto: nos están debiendo $120 millones. Si por el equivalente de $2 millones no giran el saldo, miren el problema que se crea en Tucumán. Porque, lógicamente, los choferes no cobran el sueldo. Como cualquier trabajador tienen derecho a cobrar los haberes en tiempo y forma”, arremetió el presidente de la Legislatura.

“Esto no pasa sólo con Tucumán. Hoy hay provincias que no tienen transporte público porque están de paro, como Jujuy y muchas otras”, recalcó Jaldo, y advirtió que hay resoluciones del Ministerio de Transporte en las que se modifican permanentemente las metodologías de rendición de cuentas, y denunció que desde la Nación se deja desamparadas a las provincias y a las ciudades del interior. “Un servicio público que en el caso de Tucumán es empleado por el 70% de sus ciudadanos”, precisó.

Top