Manzur sobre la crisis en Luque: “Estamos haciendo gestiones para conseguir un crédito”

Crisis

El gobernador de la provincia se refirió a la delicada situación que atraviesan los más de 1.200 trabajadores de la cadena de supermercados y apuntó contra el Gobierno Nacional: "El problema es la política económica nacional que termina en estas situaciones".

Manzur aseguró que la Provincia no está en condiciones de otorgar un subsidio a Emilio Luque. Foto Secretaría de Comunicación.-




Empleados de la cadena de supermercados Emilio Luque llevan a cabo este viernes la cuarta jornada de protesta ante la deuda salarial que la empresa mantiene con más de 1.200 trabajadores.

En este contexto de incertidumbre, que mantienen todas las sucursales de la firma cerrada, el gobernador de la provincia Juan Manzur aseguró que el Ejecutivo se encuentra realizando gestiones para tratar de conseguir un préstamo para la empresa de Emilio Luque. “Estamos haciendo gestiones para ver de qué manera se puede conseguir un crédito de alguna entidad”, afirmó el mandatario que negó la posibilidad de que la Provincia otorgue una ayuda financiera: “No estamos en condiciones de otorgar subsidios”.

“Como gobierno vamos a priorizar la fuente de trabajo, es lo que siempre hicimos. Vamos a hacer todo lo que este a nuestro alcance para encontrar una solución”, agregó Manzur, que luego apuntó contra la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que tiene congelada las cuentas del empresario  .

“El problema es la AFIP. Esta dependencia nacional les embarga las cuentas a los empresarios y a partir de esto no se pueden mover. Esto es fundamentalmente lo que está pasando y eso es lo que hay que ver. De qué manera se gestiona una respuesta a nivel nacional”, explicó el gobernador que pidió soluciones globales para el actual contexto causado “por las políticas económicas del gobierno nacional.

Pedido de apoyo

En una entrevista a una matutino local, el dueño de la cadena de supermercados Emilio Luque aseguró que no quiere subsidios de la provincia, aunque si necesita la posibilidad de conseguir un préstamo de cualquier institución financiera. “Necesito un apoyo para seguir trabajando. No quiero subsidios, pero tal vez sí es posible que nos habilite un préstamo, de cualquier institución financiera, que -como los dije- pretendo devolverlo en un plazo de seis meses. Quiero darles al personal y a los proveedores la seguridad no sólo de que me pondré al día en las obligaciones, sino también de adelantarme un poco a la situación”, explicó.

“Tengo años de aportes tributarios, siendo uno de los empresarios que más lo hizo y creo que no la empresa, sino la gente que trabaja en ella, merece una ayuda en tal sentido, un crédito con tiempo prudencial para su devolución", señaló.

Luego dio detalles de por qué se llegó a esta situación. “Tengo bloqueadas las cuentas por la Dirección General Impositiva. Y no puedo usar esa plata ni para pagar los sueldos de la gente a mi cargo (se estiman que son 1.250 empleados en las cadenas del supermercado) ni para reponer mercaderías. A grandes rasgos, entre abril y mayo hemos dejado de contar con unos $ 46 millones. Pero, a la vez, tengo saldos a favor por el impuesto sobre los Ingresos Brutos. Creo que, con buena voluntad, se puede recuperar parte de ese dinero, para pagar los sueldos al personal y para comprar mercaderías. Eso es lo que nos tenemos que sentar a analizar”, finalizó. 

Top