“Esta vez fue peor": indignación y preocupación por don Arias

HISTORIAS DE ACÁ

El vendedor de lapiceras y marcadores de calle 25 de Mayo al 400 volvió a vivir una jornada triste. Los alumnos de la Facultad de Derecho se unieron conocido el hecho y mostraron su mejor cara. VIDEO

Don Hugo Arias tiene 82 años y es muy querido por los tucumanos.




Don Hugo Arias es el señor mayor que ha conmovido a los tucumanos con su trabajo desde hace décadas: vende lapiceras y felpones con un respeto e integridad que no abunda en muchas partes. Generaciones de profesores, maestros y alumnos le han comprado una birome o un marcador alguna vez. Su historia, hace unos meses, publicada por el tucumano volvió a emocionar a muchísimos tucumanos y también generó preocupación: ¿qué hace un abuelo que ya debería estar descansando en su casa trabajando a la noche bajo el frío y la lluvia vendiendo lapiceras en la calle?

La preocupación de muchos lectores se transformó en indignación cuando, a los pocos días de aquella primera publicación, niños y adultos que cuidan los autos de la 25 de Mayo al 400 se vieron involucrados en un robo a don Arías: le metieron la mano en el bolsillo sacándole plata, le metieron la mano en los bolsos sacándole las fibras y las lapiceras. Aquella vez surgió una colecta solidaria que dio a conocer las condiciones en las que vive don Arias, en una pieza que alquila en Ciudadela y que comparte con varios integrantes de su familia que no consiguen trabajo.

“Esta vez fue peor lo que pasó”, suspira Lucas Sobrero, preocupado por lo que le hicieron a Don Arias. “Lo asaltaron de nuevo, le pegaron, lo lastimaron, tiene lesiones leves. Le robaron plata y útiles escolares en un descuido. Cuando salí de la facultad estaban todos los policías rodeándolo”, detalla Lucas, quien es alumno de la Facultad de Derecho que muchas veces acobija a don Arias, y uno de los estudiantes que encabezan Sinergia reformista, un movimiento solidario de la facultad que surge como consecuencia de una agrupación estudiantil.

Lucas junto a 60 estudiantes pusieron manos a la obra este miércoles conocido el violento asalto a Don Arias ocurrido. “Lanzamos una colecta de dinero, ropa, útiles escolares, alimentos no perecederos y todo lo que pueda servirle a Don Arias. Es muy injusto lo que le ha pasado. Podría ser mi abuelo. A mi propio abuelo lo robaron la semana pasada. Entonces nos pusimos con los chicos a trabajar y hoy nos fue bien: juntamos seis bolsas de ropa. Don Arias es talle ML. Y calza 42. Además recibimos dinero. A veces la gente no confía en el tema de la plata. La tenemos en una caja cerrada. Y todos los viernes a las cinco de la tarde nos reunimos. Están todos invitados”.

El enorme gesto solidario de los jóvenes de Derecho le cambió el semblante a Don Arias, quien le decía al diario el tucumano hace unos meses: “Los jóvenes siempre me han ayudado. Desde que hicieron la toma en Filosofía y Letras para que me permitieran volver a vender lapiceras en sus pasillos hasta los chicos en la calle que me compran. Siempre creo en los jóvenes. Es más la gente buena que la gente mala. Y nunca voy a dejar de creer en eso”.

¿Cómo ayudar a don Arias? Pueden comunicarse con Lucas Sobrero al celular 381 656-3441







Top