Tucumán registra las cifras más altas de cesáreas en el país

Semana del parto Respetado

Un informe audiovisual denuncia que en Argentina se realiza el triple de las cesáreas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud y la provincia es una de las más afectadas.

Especialistas alertan que el incremento en cesáreas se debe a una cuestión económica. Foto de Infobae




Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el promedio de cesáreas debería ser el 15%. Sin embargo, un infrome audiovisual de la organización Parir y Nacer que en el sector privado en Argentina llega al 60 % en el privado y 35% en el público. En Tucumán se registran las cifras más elevadas del país con el 91% de las cesáreas en el sector privado y 41 % en el público.

En el marco de la semana Internacional del parto respetado, este miércoles se presentó en una mesa panel en Buenos Aires el informe audiovisual Tiempo de Parir, realizado por las documentalistas Graciela Stuchlik y Yuruani Rodríguez, de la organización Parir y Nacer, que exhibe números y estadísticas alarmantes en el sistema de salud en Argentina.

En un artículo publicado en Clarín, detallan que desde la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires presentaron un informe para mostrar el crecimiento imparable de las cesáreas en el país. "La investigación surge porque según el Ministerio de Salud, el 43 % de las mujeres tiene sus partos en el sector privado, y ellos no tienen estadísticas discriminadas", explica la documentalista Graciela Stuchlik. "Hay mujeres que reivindican el parto respetado, pero no se animan a ir a centros porque pueden ser lugares violentos, las instituciones están siendo expulsivas... les meten oxitocina a las mujeres, les inducen el parto, dejan a sus acompañantes afuera. La mujer pasa a ser objeto y no sujeto de derecho", asegura.

La causa, para los especialistas, es económica. Usar un servicio de salud es caro. "No hay tiempo para nada, ni para prepararse, ni para las horas de espera. Un parto puede ser muy largo y ya no hay infraestructuras para eso. Entonces se hacen las cesáreas, que son mucho más rápidas, pero sus consecuencias se ven en la lactancia, en la depresión post parto. Una cesárea bien hecha que puede salvar una vida no se duda, pero no siempre es así, es un mazazo a la función materna, y muchas veces se llega a una cesárea por manipulación. Por eso es tan importante la figura de la obstétrica en la sala de partos", dice.


Top