La CGT anunció un paro general contra las políticas económicas de Macri

MALESTAR

La Confederación General del Trabajo convocó para el 29 de mayo a llevar adelante la medida de fuerza -sin movilización- en rechazo a las decisiones que implementa el Gobierno nacional. "Es por solidaridad", afirmó Carlos Acuña.

Imagen: Página 12- Sandra Cartasso




La Confederación General del Trabajo (CGT), anunció la convocatoria a un para de 24 horas para el miércoles 29 de mayo en rechazo a las políticas económicas que lleva adelante el Gobierno que conduce Mauricio Macri. Será sin movilización.

Entre los argumentos que plantearon los referentes de la CGT en una conferencia de prensa, destaca el rechazo ante "la aceleración de la decadencia de la economía" de los trabajadores. En ese sentido, Carlos Acuña, integrante del triunvirato que conduce a la confederación, señaló: "La decisión es por solidaridad con lo que está sucediendo en el país. Para nosotros está primero la Patria, en este momento no hay sector que no esté afectado. (La medida) no tiene nada que ver con la división en el movimiento obrero, ni con lo político, tiene que ver con lo que nos pasa a todos los argentinos". 

Por su parte, Héctor Daer, secretario general de la CGT, agregó: "Después de un análisis pormenorizado, en forma unánime, el Consejo Directivo convoca a una medida de acción directa, que se trasladará en un paro de 24 hora con fecha del 29 de este mes". En ese sentido, el sindicalista consideró que la situación actual afecta a todos los trabajadores y a quienes aún buscan trabajo. Asimismo, admitió que el paro se viene gestando desde la semana pasada y que se realizará con consenso unánime. Este será el quinto paro que impulsa la central obrera en contra de la gestión nacional de Cambiemos. 

Por otra parte, desde Casa Rosada intentaron hasta último momento frenar la medida de fuerza. Según consignó el diario La Nación, el Gobierno probó con la agilización del reparto de unos $2100 millones para las obras sociales sindicales y la concesión de algunos pedidos aislados vinculados a las paritarias, como fue el caso con el Sindicato de Empleados de Comercio, que acordó ayer un aumento salarial de 30%. 

Sin embargo, no hubo respuesta para los gremios del transporte, que presionan para que se excluya del alcance del impuesto a las ganancias los adicionales por feriados trabajados. En ese sentido, cabe recordar que a raíz de esa situación, el transporte público no funcionó durante el feriado nacional del Día del Trabajador a raíz de que, según argumentan, a los choferes no les convenía trabajar dado que perdían lo ganado por el polémico impuesto. 

Según La Nación, la cúpula de la CGT se vio en una encrucijada y en un principio se mostraron reacios a ir al paro. Pero ante la advertencia desde la CATT y UTA de que irían al paro, cedieron. "Daer y Acuña, que intentaron ocultar las grietas, buscarán ahora tender puentes con los gremios disidentes que comulgan con el liderazgo de Moyano y con las dos vertientes de la CTA. También habrá contactos con la izquierda. Anoche, si bien aún no se había debatido internamente, referentes ceteístas daban como un hecho su adhesión a la medida. Lo mismo harán los camioneros de Moyano y los gremios de la Corriente Federal, que encabeza el bancario Sergio Palazzo", señala el artículo citado.

Top