Desamor, locura y traición en Famaillá

#VOTATUCUMÁN

Histórico lunes en territorio famaillense. Patricia Lizárraga lanzó su candidatura a intendenta mientras los Mellizos Orellana celebraban su cumpleaños. Dos festejos marcados por el desamor y la infidelidad musical, en una feroz interna en la que sólo sonríen Manzur y Jaldo.

Lizárraga y Manzur saludan a la multitud que se congregó en Famaillá. (Crédito: Secretaría de Comunicación Pública)




Las elecciones municipales en Famaillá son sin lugar a dudas las más atractivas en las elecciones 2019 en Tucumán, más allá de la disputa por la capital entre Germán Alfaro y Mario Leito, donde se concentra gran parte del electorado tucumano. Lo que ocurre en “la ciudad de la empanada” quizás no tenga precedentes a nivel mundial: la actual intendenta, Patricia Lizárraga, busca ser reelecta por la lista oficial; su principal contrincante es José Orellana, José “Mellizo” Orellana, hermano de Enrique, exmarido de la actual jefa municipal. El matrimonio de Enrique y Patricia se derrumbó luego de que el diputado criticó duramente la gestión de su por entonces cuñada en una entrevista, que derivó en la posterior respuesta de la intendenta y la inminente guerra política que hoy los encuentra en bandos opuestos. Ambos frentes acompañan la boleta de la candidatura a gobernador y vice de Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, quienes sonríen ante esta disputa comarcana que esperan no significará una sangría de votos para la fórmula del peronismo en territorio famaillense.

La noche del lunes 13 de mayo marcará para los anales de historia un capítulo central de esta disputa político-familiar en Famaillá: Patricia Lizárraga organizó un masivo acto para el lanzamiento de su candidatura, en la que buscará ser reelegida como intendenta por la Lista Oficial del peronista Frente Justicialista por Tucumán. La fecha elegida para el lanzamiento no es para nada azarosa: el 15 de mayo es el cumpleaños de los Mellizos Orellana, los festejos comienzan la noche anterior ─a veces un poco antes─ y la actual intendenta lo sabe. Históricamente, la celebración organizada por los hermanos más célebres de la política tucumana (sin desmerecer a los Yedlin), es un hecho político en sí mismo: en 2018, anunciaron que buscarían volver a conducir los destinos del municipio y se pronunciaron a favor de la reelección de Manzur y Jaldo, mucho antes de la ruptura de José Alperovich con el oficialismo y de que consolidara su propio espacio, que hoy mira desde lejos la interna famaillense.

Pasadas las 20 horas, el gobernador Juan Manzur arribó a Famaillá para subirse al escenario montado en la esquina de Mitre y San Martín. Por lo menos dos cuadras del centro de la ciudad estaban completamente desbordadas, a la espera de que la intendenta Patricia Lizárraga salga a decirle a su pueblo porqué deben elegirla nuevamente. Sergio “La Burra” Mansilla, candidato a legislador por el oeste en primer término por la lista oficial peronista, hizo uso de la palabra para ratificar el apoyo del justicialismo a la mandataria y enviar un claro mensaje a la dirigencia: “de nada sirve que ganemos la intendencia y 10 concejales de Famaillá si la provincia no la gobiernan Manzur y Jaldo”. Miriam Gallardo y Stella Maris Córdoba valoraron la importancia de que sea un mujer quién conduzca los destinos del municipio, y por el escenario también pasaron Joseph Saleme, Roberto Palina y Oscar Godoy antes del momento más esperado de la noche.

“Gracias gobernador por estar siempre desde el primer día a la par de esta mujer”, exclamó Patricia Lizárraga al comenzar su discurso ante la ovación de los presentes, para luego agradecer a los ministros del Ejecutivo presentes y a los candidatos de la Lista Oficial, antes de enumerar las principales obras de su gestión: red de agua, pavimento articulado, alumbrado público con luminarias led, cordón cuneta, red de cloacas en Nueva Baviera, veredas accesibles para adultos mayores y discapacitados fueron, enumeró, antes de anunciar que en caso de seguir al frente del municipio avanzará con las obras de la nueva terminal de ómnibus, la red cloacal de todo el microcentro, más alumbrado público, más veredas y más pavimento porque “Famaillá merece seguir creciendo”. Acto seguido, le prometió al gobernador “un triunfo rotundo el próximo 9 de junio” porque “éste es el camino que hemos elegido los famaillenses”. Tras poco más de cinco minutos, Patricia Lizárraga cerró su discurso de lanzamiento sin mención alguna al candidato a intendente José Orellana y a su exmarido, Enrique.

“Patriciaaa, Patriciaaaa…¡Más fuerte!”, cantó Manzur al salir a escena y saludar a “los miles y miles de vecinos de Famaillá que se han dado cita acá”. El gobernador agradeció el acompañamiento de la intendenta en su gestión y destacó que “su pueblo la quiere, la reconoce”, para desatar la locura de quienes colmaron el microcentro para apoyarla. “Después de ver esta multitud tremenda y de ver el acompañamiento a Patricia me voy convencido de Famaillá que Juan Manzur y Osvaldo Jaldo vamos a seguir gobernado la provincia de Tucumán”, enfatizó el mandatario provincial en el cierre de su discurso, que dio pie a la marcha peronista en la voz de Los Avellinos 3G, mítica banda popular tucumana e históricos concurrentes a los festejos de los Mellizos, que hoy festejan con la actual intendenta. Mazazo y traición consumada.




A pocas cuadras de allí, en la Carpa de Estela Pachado se cocinaban miles y miles de empanadas en la antesala de los festejos por el 55° cumpleaños de los Mellizos José y Enrique Orellana. Con el gobernador en el acto de la intendenta, la fórmula oficial decidió regular fuerzas y mimos, y la estrella del segundo acto político de la noche famaillense fue el vicegobernador Osvaldo Jaldo. Acompañado por la Diputada Nacional Gladys Medina, la legisladora Sandra Mendoza (esposa de José), los intendentes Darío Monteros, Marcelo Herrera, y el candidato a legislador Gonzalo Monteros, el vicegobernador se hizo presente para ratificar la presencia de la conducción del PJ en la mesa de los Orellana, que con su acople Tucumán Innovador aportan desde hace años votos al oficialismo.



“No paramos hasta el amanecer”, anunciaban los Mellizos en la invitación a los festejos, con entrada libre y gratuita. Sin Los Avellinos, una banda de cumbia santiagueña entonó el feliz cumpleaños para que los presentes vayan entrando en calor al ritmo de la música. José y Enrique repartieron besos y abrazos a todos los presentes: cumpleañeros y en campaña, no pueden escatimar en el afecto que brindan a la gente. “Sentir, compartir lo mismo, junto a mi hermano, y poder devolver a nuestros vecinos, el cariño que nos brindan, nos llena y nos renueva, poder estar y acompañar a nuestro pueblo, y agradecerles por la presencia, y en especial a un líder cómo  Osvaldo Jaldo, quién es uno de los máximos referentes del peronismo tucumano, y de seguir trabajando juntos", aseveró José, candidato a intendente de Famaillá.

A su turno, Jaldo remarcó que se hicieron presentes en representación del peronismo provincial porque “queríamos acompañar a estos dos grandes compañeros y militantes de toda la vida en su cumpleaños, saludarlos y brindarle nuestro cariño, ya que ellos nos viene acompañado en la gestión que llevamos adelante junto al gobernador, y brindarle el apoyo en sus sueños: a José, que quiere ser el intendente de su ciudad y a Enrique de conseguir nuevamente una banca en la Legislatura”.

 

El pueblo de Famaillá bailó y cantó hasta altas horas de la noche. Algunos colmaron la plaza para clamar por la reelección de Patricia Lizárraga junto al gobernador Juan Manzur y los candidatos de la Lista Oficial. Otros brindaron y degustaron empanadas de manos de una campeona en los festejos por los 55 años de los Mellizos José y Enrique Orellana, junto al vicegobernador Osvaldo Jaldo y su núcleo duro, con Darío Monteros a la cabeza. La interna famaillense está más caliente que nunca, pero la fórmula Manzur – Jaldo supo repartir cariño hacia ambos bandos para no lamentar heridos y seguir con su plan de reelección intacto hacia el 9 de junio. No será la última noche de locura en la ciudad que vive la interna más caliente de la provincia.


Top