La restauración de la Iglesia San Francisco demandará años de trabajo

patrimonio de la ciudad

La Comisión encargada de la puesta en valor del histórico templo informará mañana los avances que lograron desde su conformación hace apenas mes y medio. Estudios estructurales, largos procesos administrativos y el esfuerzo de conseguir fondos en un año electoral, son las dificultades que atraviesan los miembros del comité.

El templo se encuentra clausurado desde agosto de 2018.-




Desde agosto del 2018 la Iglesia San Francisco permanece cerrada para los fieles y turistas que todos los días ingresaban para conocer el histórico templo de 25 de Mayo y San Martín.

A seis meses de que el edificio fuera clausurado por Defensa Civil Municipal de la Capital y ante la preocupación de los tucumanos sobre el estado de la iglesia, el sector privado, público y académicos de la provincia conformaron la “Comisión de Puesta en Valor Patrimonio Cultural” con el objetivo de gestionar la intervención y restauración de San Francisco.

 Desde su creación el pasado 22 de febrero, los estudios llevados a cabo por el comité permitieron conocer la complejidad y diversidad de los problemas a resolver, la mayoría de ellos vinculados a la ingeniería estructural de la iglesia, lo que orientaron a los especialistas sobre las estrategias prioritarias a ejecutar.

“La puesta en valor del conjunto franciscano requiere la realización de estudios, relevamientos y proyectos que deben continuar la consolidación de las fundaciones, la evaluación del comportamiento de trabajos ya realizados y que incluyen la impermeabilización de las cubiertas, desagües, desagües pluviales y cloacales, consolidación estructural, así como mediciones continuas de fisuras y grietas, entre otros, sin descartar los impactos propios del contexto urbano del área de inserción”, señalaron desde el equipo de trabajo, que además aseguraron que deberán retomar en un futuro, “los trabajos de Arqueología Urbana y de tratamiento de retablos, imaginería y pinturas realizados en forma discontinua, los últimos años”.

Anuncio de avances

Ana Chiarello, integrante de la comisión ejecutiva en una charla con eltucumano.com destacó la rigurosidad en los estudios y trabajos para restaurar el templo, algo que no puede realizarse en corto periodo de tiempo. “Está instalado el tema de que nada se está haciendo por San Francisco, lo cual por un lado no es cierto y esto por otro esto recién empieza”, expresó.

Este martes, la comisión presentará en la sede de la Federación Económica de Tucumán informará sobre los trabajos llevados a cabo en el primer mes de trabajo, que fueron detallados en un boletín al que este diario pudo acceder.

Como primera medida el comité estudió la información existente de trabajos que se llevaron a cabo en el templo en años anteriores para su evaluación, como ser los trabajos realizados entre el 2014 y 2015.

Ante la revisión de las obras y el análisis del estado actual de la estructura, la comisión, asesorada por especialistas de la ingeniería, determinó la necesidad de instalar una valla de seguridad alrededor del templo para evitar cualquier tipo de accidente con los miles de peatones que circulan por la zona del microcentro, que fue aprobada y colocada por Defensa Civil de la Municipalidad.

Otra de las tareas llevadas a cabo fue poner en conocimiento y generar los vínculos necesarios con dependencias de la Nación, como ser la Dirección de Planificación Revisión y Diseño de la Obra Pública, la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos y miembros de la Academia Nacional de Ingeniería de la República Argentina a los que se les solicitó la preparación de una propuesta con mirada integradora que permita definir los trabajos a realizar para avanzar en la consolidación estructural del conjunto.

Por último se llevaron a cabo estudios en las grietas presentes en el interior del templo, donde se observaron “un avance de las afectaciones”, por lo que se decidió colocar “rosetas y la medición de la evolución de las grietas y fisuras”.

En cuanto a las columnas del claustro, se propuso “forrar las columnas con fibra de carbono o realizar un zunchado metálico. La decisión a adoptar estará en función de la efectividad y los costos que demande cada uno de los sistemas para su implementación”.

Fondos

Otro de los puntos en que la “Comisión de Puesta en Valor Patrimonio Cultural”, tratar de avanzar con los $5 millones gestionados en su momento por la senadora Silvia Elías de Pérez que iban a ser destinados para las obras en el templo.

 De acuerdo al informe sobre el primer mes de trabajo, se solicitó “ante las autoridades nacionales la gestión necesaria que permita hacer uso de lo acordado, lo que se canalizará a través de una cuenta especial de FUNDAFET”.

“Un edificio de este tipo puede estar 10 años en restauración, acá, en el primer mundo o dónde sea. Lo primeros trabajos que se realizan son lo menos visibles, como los estudios de la estructura. Pero la realidad es que no hay dinero. Los fondos gestionados por Elías de Pérez no son fáciles de ejecutar. Ni siquiera pudimos iniciar los mecanismos para contar con la plata y más aún en un año electoral”, agregó Chiarello que por último contó que buscarán conformar otra comisión para buscar financiamineto alternativo para la iglesia. 

Top