Hecho acá: el invento premiado que detectaría una enfermedad cítrica mortal

CONTRA EL HLB

Luego de cuatro años de investigación, científicos tucumanos ganaron el concurso Eureka, de la citrícola San Miguel, para continuar con los estudios. Irán a Brasil para terminar de perfeccionarlo.

Martín Lucas Zamora, Matías Trujillo, Paula Filippone y Rossana Madrid fueron los científicos ganadores.




Pasaron cuatro años desde que el grupo de emprendedores Sensio comenzó con la investigación con la que ganaron el concurso Eureka, impulsado por la citrícola San Miguel. El mismo, estaba destinado para prototipos que sean aplicables a cualquier parte de la cadena agroindustrial, específicamente a los cítricos.

Martín Lucas Zamora (ex becario post doctoral del Conicet), Matías Trujillo (becario post doctoral del Conicet), Paula Filippone y Rossana Madrid (investigadoras del Conicet), fueron las cabezas del sensor con el cual se puede detectar enfermedades cítricas.

“Descubrimos un producto, un sensor, que permitiría detectar de manera temprana la enfermedad HLB (huanglongbing), una enfermedad que es un cáncer para los cítricos, la cual no hay cura y los mata. Si lo detectas de manera temprana, podes tratarlo. Si bien la enfermedad no tiene cura, podes sacar la planta enferma y si lo haces antes que aparezcan los síntomas, podríamos evitar que la enfermedad se propague rápidamente”, relata el doctor Zamora en diálogo con eltucumano.com.

Llegar a donde llegaron no les fue fácil para el grupo de emprendedores. Todo nació hace cuatro años: “La idea surge con la tesis de Matías Trujillo. Allí encontró que esto podría ser aplicado. Empezamos a investigar. En el laboratorio funciona a la perfección, ahora lo estamos probando directamente con las plantas afectadas directamente. Como acá en Tucumán y en Argentina aún no hay plantas enfermas, nos fuimos a Brasil, donde la enfermedad está presente, y allí se puede saber en qué tiempo se enfermó la planta. Necesitamos saber en qué tiempo se enfermó para ver en qué tiempo detectamos. Así surgió, con una cosa que se empezó a probar, empezó a funcionar y lo vamos perfeccionando”, cuenta el emprendedor.

“Con ayuda del Gobierno de la provincia, de la Fundación Argentina de Nanotecnología, la Universidad Nacional de Tucumán (UNTy el aporte de algunos emprendedores, logramos viajar dos veces a Brasil para validar el sensor”, agrega.

Sensio se presentó al concurso Eureka y obtuvo el primer premio, el cual consiste en 150 mil pesos: “Esto nos va a servir para continuar con la investigación. En julio o agosto viajaremos nuevamente a San Pablo, Brasil, donde trabajaremos en un laboratorio con el cual tenemos un convenio. Ellos, junto con Estados Unidos, son de los países más afectados con HLB, una enfermedad que arrancó en Asia y se propagó por el mundo. En Tucumán y en Argentina aún no llegó, y esto puede evitar que lo haga”, sentenció Martín Lucas Zamora.


Top