Chahla aseveró que la fiscal Giannoni ordenó no interrumpir el embarazo de "Lucía"

INFANCIAS VIOLENTADAS

La ministra de Salud aseguró que todas las actuaciones "están documentadas". Además, explicó que se realizó una cesárea en la semana 23 de gestación porque "otro tipo de intervención hubiera significado un alto riesgo" para la vida de la nena embarazada por una violación intrafamiliar.

La ministra justificó el procedimiento realizado a la niña.-




La ministra de salud de la Provincia, Rossana Chahla, brindó esta mañana nuevos detalles sobre la cesárea realizada en el Hospital del Este a una niña de 11 años que quedó embarazada producto una violación. En este sentido, defendió que a la menor se le haya practicado una cesárea y apuntó contra la fiscal Adriana Gianonni, al señalar que la funcionaria judicial solicitó no interrumpir la gestación.

La titular de la cartera sanitaria justificó la razón por la que los médicos del nosocomio decidieron practicar una microcesárea a la menor que llevaba 23 semanas de gestación. “Era imposible realizar un aborto por vía vaginal. Era necesaria una microcesárea. El cuello del útero no estaba desarrollado y el riesgo de hacer una práctica vaginal era riesgoso. Esto no cambia si era a las 18, 20 o a las 24 semanas”, explicó Chahla, quien luego aseguró que la decisión fue tomada por un grupo de expertos que decidió que la práctica era la más adecuada para no poner en riesgo la vida de "Lucía", nombre ficticio escogido para proteger la identidad de la niña.

“Quiero asegurar que si esto hubiera ocurrido en tres o cuatro semanas anteriores, [la intervención] hubiera sido por vía alta. Ahora, si era una persona con sus órganos desarrollados la práctica era por vía baja”, agregó la funcionaria que también se refiriá a la salud del bebé que dio a luz la niña que fue víctima de una violación intrafamiliar. "Sus probabilidades de vida son muy bajas debido a que nació con una inmadurez extrema”.

Orden judicial

Durante la entrevista realizada en La Gaceta, Chahla contó que la fiscal Adriana Giannoni había ordenado no realizar la intervención del embarazo, por medio de una orden judicial. "La fiscal Giannoni dio la orden de no interrumpir el embarazo. Está todo documentado", señaló.

Además informó que el personal médico que se encontraba en la guardia del Hospital Eva Perón durante la madrugada del miércoles y que se negaron a participar del procedimiento fueron sumariados. “Dejaron preparada la mesa, alcanzaron los instrumentos, pero no intervinieron porque tenían objeción de conciencia para hacerlo. Esas personas que estaban de guardia, deben cumplir con su tarea, por esto iniciamos un sumario”.

Por último reiteró que el Sistema de Salud de la Provincia (SiPROSA) no obstaculizó la voluntad de la niña y la madre“. Cuando ellos lo decidieron se hizo todo lo que tenía que hacerse. Lo que prima es la niña de once años y su bienestar físico y psicológico”, señaló Chahla. 

Top