Burruyacú, la zona más castigada por las últimas lluvias

temporal

Defensa Civil brindó un panorama luego de las precipitaciones que cayeron sobre la provincia en lo que va del 2019. Alrededor 400 personas debieron ser asistidas por las inundaciones registradas en algunas localidades del este.



Las lluvias que cayeron sobre la provincia en los últimos días provocaron serios problemas en algunas zonas de Tucumán, más precisamente en el departamento de Burruyacú donde ya llovieron 150 milímetros.

Ramón Imbert, representante de Defensa Civil de la Provincia, comentó que el temporal dejó árboles caídos, voladuras de techos, postes de tendido eléctrico quebrados y casas inundadas en el este tucumano. “La lluvia fue superior al promedio normal para los comienzos de verano. Al principio se creía que este iba a ser un verano seco pero hasta el momento se está manifestado como los años anteriores”, expresó el funcionario.

Respecto a la cantidad de personas que fueron asistidas, Imbert aseguró que alrededor de 400 vecinos, con mayores o menores pérdidas, de diferentes localidades del éste recibieron ayuda de comunas y municipios en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social.

Puente en Pozo Hondo

El gran caudal de agua del Río Tajamar colapsó el kilómetro 863 de la ruta nacional 34, que presionó sobre la alcantarilla, acabó con el puente ubicado en la entrada de Garmendia y cortó el camino. En la entrevista radial, Imbert remarcó que la jurisdicción del puente le corresponde a Santiago del Estero.

“Vialidad nacional envió un comunicado oficial donde informó que están colocando un puente provisorio y ya hay gente que  trabaja en el lugar”, comentó.

Top