Qué cambios habrá con la nueva ley anti barrabravas

VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

El proyecto tiene consenso y se aprobaría hoy en el Congreso, para ser tratada la próxima semana en el Senado. Las modificaciones que se implementarán.

Foto: Tucumán Zeta




Luego de la suspensión del partido entre River y Boca, por la Copa Libertadores, el Gobierno Nacional impulsó una nueva ley que busca la prevención de hechos violentos y la sanción de delitos cometidos con motivo o en ocasión de un partido de fútbol.

El proyecto, que cuenta con apoyo mayoritaria en el Congreso, convierte lo que hoy son meras contravenciones en figuras penales con el fin de "resguardar la seguridad e integridad física y patrimonial de las personas".

Según consigna "La Voz del Interior" en un informe especial publicado este miércoles, Cambiemos negoció con la oposición numerosos cambios al proyecto y así, con un texto de consenso, la iniciativa finalmente se debatirá esta tarde en el recinto, después de que todos la daban por caída. Todo parece indicar que  el proyecto tendrá la cantidad suficiente de votos para ser aprobado y girado al Senado, que lo trataría la semana que viene.

Detalles

La ley tiene por objeto la prevención de hechos violentos y la sanción de delitos cometidos con motivo o en ocasión de la realización de espectáculos futbolísticos en todo el territorio nacional.

Convierte lo que hoy son meras contravenciones en figuras penales con el fin de "resguardar la seguridad e integridad física y patrimonial de las personas".

En su artículo 6º establece prisión de seis meses a dos años "al que tuviere en su poder, introdujere, guardare o portare objetos cortantes, instrumentos contundentes, artefactos químicos, de pirotecnia, inflamables, asfixiantes o tóxico; o cualquier otro elemento que pueda ser utilizado para intimidar, ejercer violencia o agredir" en el marco de un espectáculo futbolístico.

También se establecen penas para la reventa de entradas y la venta de entradas truchas y también se castigará con prisión a quienes permitan el ingreso a los estadios de personas violentas que tengan prohibida la entrada.

En este sentido, la propuesta establece que el Ministerio de Seguridad "podrá prohibir la concurrencia a espectáculos futbolísticos a toda persona cuando por razonables pautas objetivas y debidamente fundadas considere que pueda generar un riesgo para la seguridad pública".

Pasando en limpio, ahora será el Estado el que maneje el derecho de admisión y ya no exclusivamente los clubes de fútbol.


Top