La ginecóloga que escribió una carta viral sobre el aborto compartió su experiencia en DDM

DEBATE HISTÓRICO

Cecilia Ousset, la tucumana que publicó un texto en Facebook que se viralizó con el título "No soy neutral" visitó el programa de Mariana Fabbiani para contar cómo sus experiencias durante el ejercicio de su profesión fueron transformando su mirada.

Ousset, la ginecóloga tucumana que escribió una carta demoledora sobre el aborto y la Ley IVE. Foto: Captura de pantalla




Cecilia Ousset, la tucumana -católica- especialista en tocoginecología que escribió una carta que se viralizó en las redes en donde exponía sus motivos para la despenalización del aborto, fue invitada a dar una entrevista en el programa El Diario de Mariana, que se emite por Canal Trece.

En la charla, la profesional señaló que: "Nunca pensé que esa carta iba a tener esta trascendencia. Mis hijos van a colegio católico, tengo 4, los dos mayores se habían sentido dejados de lado porque en el colegio te bajan una línea de pensamiento, estaban tristes. Conocían muy bien mi postura, mi marido también es ginecólogo", expresó.  "Me recibí en la Universidad Nacional de Tucumán e hice la residencia en Provincia de Mendoza, en un hospital público, y en Provincia de Tucumán ejercí la práctica privada", detalló.

Durante la charla, en una de sus reflexiones, Mariana Fabbiani -conductora del ciclo- consideró que: "El debate es legalización sí o no. Nadie puede estar a favor del aborto, pero frente a la realidad de que ya existe y va a seguir existiendo, es qué se hace con las mujeres que tienen que atravesar situaciones tan dolorosas, que son penalizadas muchas veces".

A raíz del comentario, Ousset señaló que: "Las pacientes que llegan al hospital público son generalmente de bajos recursos. Las personas que deciden abortar, sea de clase baja o alta, no interesa la edad, casadas o solteras, la que ya decidió el aborto, lo va a hacer. En mi consultorio trato de disuadirlas pero la que lo tiene decidido, lo aborta. La forma de abortarlo va a depender de la situación económica de la paciente, a algunas le introducen por vía vaginal una aguja de tejer, una rama de perejil, un aborto clandestino, peligrosísimo".

"Cuando estás aprendiendo, todo éso te shockea. La criminalización de esa situación, atender con una mujer policía al lado. La mayoría miente, trata de zafar, por supuesto, si te van a hacer un prontuario policial", agregó. 

Luego, hizo una descripción de parte del panorama que observó durante su carrera y detalló que: "Llegan con hemorragias, fiebres. De lo que me arrepiento profundamente es de haberlas criminalizado y ejercer la violencia obstétrica, con la policía al lado preguntando quién lo hizo porque era delito, terminaron fallecidas o con alguna secuela irreversile, son cosas que te van mellando el espíritu. Yo tenía el récord de terminar esos abortos clandestinos, ya con el feto muerto, tenés que salvarle la vida a esa mujer, el récord ha sido 19 en una guardia, en una misma noche, es directamente proporcional a la crisis económica". "Volvés destrozada de la guardia, es muy difícil de comprender para alguien que no practica la tocoginecología. Veo pediatras que dicen que no maten a los niños y no estamos matando niños, hay una desinformación tremenda, tan nociva para la sociedad, que no nos deja avanzar", agregó.

Mirá la charla:





Top