Ascensos y nombramientos luego del crimen de Paulina Lebbos

DEBATE ORAL

Uno de los ejes del juicio tendrá que ver con los nuevos cargos que obtuvieron tres de los seis imputados tras las irregularidades cometidas durante y después del hallazgo del cuerpo de la joven.

Barrera y Sánchez, en el banquillo de los acusados del juicio Lebbos. (FOTO: Lucía Merle)




La segunda semana del juicio por la muerte de Paulina Lebbos arranca con gran expectativa. Este miércoles comienza la etapa de declaración de los imputados que accedieron a ejercer su derecho de defenderse ante el tribunal.

Pero la mira de muchos está puesta en las explicaciones que tres de los seis acusados deberán dar sobre las mejoras laborales en el ámbito del gobierno provincial, que obtuvieron luego del crimen de la joven Lebbos y en medio de una polémica por irregularidades en la escena del hallazgo del cuerpo y sospechas sobre acciones de encubrimiento organizado. Se trata del ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, del ex subjefe Nicolás Barrera, y del ex jefe de la Unidad Regional Norte, Héctor Brito.

Durante el proceso de identificación, Sánchez y Barrera admitieron haber obtenido nuevos cargos ante los jueces de la Sala 3 de la Cámara Penal. Ambos especificaron que fueron nombrados como asesores.

Por su parte, Brito negó haber sido promovido después del crimen de Paulina, pese a haber sido el primer beneficiado de los involucrados en la trama de encubrimiento que se investiga desde 2006.

Otro de los que deberá dar explicaciones será Roberto Luis Gómez, acusado de ser el autor material del crimen, quien registraba un cargo en la comuna de San Andrés como “prestador de servicios”. Tendrá que contestar al tribunal si la designación fue previa al asesinato, o después.

Los ascensos y reubicaciones se están registrados en el Boletín Oficial de la Provincia y se produjeron entre 2008 y 2012.


Los nombramientos

Héctor Rubén Brito, ex jefe de la Unidad Regional Norte. Fue ascendido a Comisario General el 14 de agosto de 2008. Su promoción lleva las firmas del entonces ministro y del ex secretario de Seguridad de la Provincia, Mario López Herrera y Eduardo Di Lella. Enfrenta cuatro cargos en el juicio Lebbos: 1. Encubrimiento real por resultar el hecho especialmente grave cometido por funcionario público; 2. Abuso de autoridad, 3. Coacción o amenaza condicionada, 4. Falsificación ideológica de instrumento público.



Hugo Raúl Sánchez, ex jefe de la Policía de Tucumán. Fue nombrado como Personal de Gabinete del Ministerio de Coordinación el 24 de abril de 2012, casi un año después de renunciar luego de un acuartelamiento de seis días en busca de mejoras salariales. Enfrenta cuatro cargos en el juicio Lebbos: 1. Encubrimiento real por resultar el hecho especialmente grave cometido por funcionario público; 2. Abuso de autoridad, 3. Coacción o amenaza condicionada, 4. Falsificación ideológica de instrumento público.



Luis Nicolás Barrera, ex subjefe de la Policía de Tucumán. Fue nombrado como Personal de Gabinete del Ministerio de Coordinación el 24 de abril de 2012, casi un año después de renunciar luego de un acuartelamiento de seis días en busca de mejoras salariales. Enfrenta cuatro cargos en el juicio Lebbos: 1. Encubrimiento real por resultar el hecho especialmente grave cometido por funcionario público; 2. Abuso de autoridad, 3. Coacción o amenaza condicionada, 4. Falsificación ideológica de instrumento público.




Encubridor premiado

El nombramiento más polémico resulta el de Enrique García, ex comisario de Raco condenado por encubrimiento en 2013. Se busca determinar quién fue su promotor, teniendo en cuenta la serie de irregularidades que cometió en los días posteriores al hallazgo del cuerpo de la joven. Fue ascendido el 18 de agosto de 2010 a Comisario Principal. De él dependían los dos agentes que falsificaron el acta para atribuir el crédito del descubrimiento de los hermanos Marcelo y Sergio Goitea a la Policía.




Sin datos

Según consigna el portal Quediario.com.ar, el ex secretario de Seguridad Pablo Baillo también fue reubicado luego de su exabrupto contra la víctima y su familia, y posterior renuncia. Se le atribuye un cargo como Asesor de Gabinete del Poder Ejecutivo, mediante el decreto 3.524/2007. Este diario no pudo dar con el documento oficial.

Baillo, que estará sentado en el banquillo de los testigos, se había jactado de no necesitar la ayuda del FBI y hasta responsabilizó a los padres de Paulina por su muerte.


Top