Días claves para mayor integración de Argentina en el mundo

Opinión

El diputado nacional Facundo Garretón analiza la importancia de la reunión que mantendrá el presidente Mauricio Macri con su par francés, Emanuel Macron, en el marco de la gira internacional que busca posicionar al país en el concierto de las naciones.

El presidente Macri busca atraer inversiones en la cumbre de Davos. Foto: La Nación.


Estos días veíamos con asombro al Presidente Mauricio Macri en Rusia con el Presidente Putin, luego en Davos con Ángela Merkel de Alemania, Tony Blair de Inglaterra, Justin Trudeau de Canadá como también con empresarios de la talla de Bill Gates o Patrick Pouyanné. Sin embargo, la reunión más importante es con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, debido a que el gobierno francés, con cada vez más peso en el plano internacional, tiene la capacidad de convertir en realidad dos de las mayores oportunidades que enfrenta nuestra política exterior: 

1) El acceso de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE

2) La firma de un tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

Francia se ha convertido en un jugador clave en el nuevo orden mundial, -más allá de ser la sexta economía del mundo y sede de muchas multinacionales-, es uno de los cinco miembros del comité de seguridad de Naciones Unidas con poder de veto y, junto a Alemania, continúa siendo el motor de la Unión Europea. La relación con Francia es importante para la Argentina ya que este país tiene la capacidad de convertir en realidad dos de las mayores oportunidades que enfrenta nuestra política exterior: el acceso de la Argentina a la OCDE y, más importante aún, la firma de un tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es un foro único en donde los gobiernos de 30 economías democráticas desarrolladas trabajan conjuntamente para enfrentar los desafíos económicos y sociales de la globalización y al mismo tiempo aprovechar sus oportunidades. Ser parte de la OCDE sería un gran logro para la Argentina ya que nos permitiría formar parte de un selecto grupo de países que fomenta la adopción de las mejores prácticas internacionales. Además de darnos prestigio, esto facilitaría la modernización de nuestras instituciones, reduciendo así los niveles de corrupción y fomentando una educación de calidad y un sector público más eficiente. Hoy ya tenemos el apoyo de varios países relevantes, como el de Estados Unidos, sin embargo es clave obtener el respaldo de la Unión Europea y esto depende en gran medida de Francia. 

Pero aún más importante que el acceso a la OCDE es la firma de un tratado de libre comercio con la Unión Europea, hecho que viene demorado debido la presión del sector agrícola francés sobre su gobierno. Sin embargo, el diálogo con Francia ha venido mejorando y las negociaciones están avanzadas para firmar este acuerdo que nos ayudaría enormemente a modernizar una economía que, luego de años de proteccionismo y falta de reglas de juego claras, ha perdido competitividad. La eliminación de barreras al comercio nos permitiría a los argentinos acceder a más productos y servicios, mientras que los productores argentinos podrán tener acceso a nuevos insumos y podrán producir de manera más eficiente. Por otro lado, los exportadores argentinos pasarían a tener acceso preferencial al mercado europeo y los inversores extranjeros verían en la Argentina, ya con una política comercial más predecible, un destino más atractivo para invertir, lo que genera más empleo.

Sin dudas el encuentro con Macron es importante para Argentina, sin embargo también es importante para Francia el encuentro con Macri, debido al actual contexto latinoamericano, que los encuentra a Brasil complicado por lo sucedido con Lula y sin claridad en su horizonte político y un México atravesando serias dificultades políticas y económicas, circunstancias que han posicionado a nuestro país como un socio sumamente atractivo para Francia y todo Europa. 

A esto debemos sumarle el hecho que las reformas económicas que viene encarando el Gobierno han despertado el interés por un mercado en donde las empresas francesas históricamente han tenido una presencia importante. Argentina no sólo avanza a estar más integrada al mundo, sino también comienza a liderar la región, posicionándose como referente de un país serio e integrado al mundo generando condiciones para la inversión, el desarrollo sustentable, la generación de empleo genuino y reduciendo la pobreza, el mayor objetivo de este Gobierno.


Top