¿Por qué son tan baratos los vuelos low cost?

novedad

Este tipo de aerolíneas, que pronto comenzarán a operar en Tucumán, cumplen ciertos principios que le permiten abaratar costos. ¿Son menos seguras?




Flybondi puso ayer en venta sus pasajes aéreos para comenzar a operar en Tucumán y el resto de Argentina (si la Justicia lo permite) en el mes de febrero, cuando comience a unir diferentes destinos dentro del país.

El vuelo de Tucumán a Buenos Aires que parte de los $994 llamó la atención de algunos viajeros, que se desesperan por comprar un pasaje, pero que a la vez se preguntan la razón de estos alores.

¿Por qué son tan baratos estos vuelos? Estas compañías aéreas cumplen una serie de principios para bajar sus costos de una manera considerable en comparación con aerolíneas más grande, como pueden ser Aerolíneas Argentinas o LATAM. Su personal es más reducido (al no tener que despachar demasiado equipaje) y trabajan en tramos ida y vuelta por lo que no gastan en hoteles para los pilotos y asafatas.

Uno de estos principios principales es la utilización de un solo modelo de avión (en el caso de Flybondi cuenta con una flota de Boeing 737-800). Esto le permite a la empresa capacitar a pilotos, azafatas, ingenieros, mecánicos y personal de operaciones para una misma nave y no requerir un entrenamiento diferente para cada unidad. Además el stock de repuestos que adquiere la empresa debe ser para un solo modelo.

Además, los aviones están equipados con asientos y carros de comidas más livianos, ya que el peso con la que vuela la aeronave es fundamental para el gasto de combustible.

Otro puntos que permiten tener un precio tan competitivo es que los pasajeros pagan extra por casi todo, que en otras aerolíneas viene incluido en el valor final del pasaje. Sentarse adelante, elegir filas con más espacio, embarcar primero, llevar tu mascota a bordo, equipaje o elementos de consideración (como equipos deportivos), pedir asistencia especial, como una silla de ruedas o ayuda para ciegos, son consideradas "upgrades" que tienen diferentes valores. Además, el servicio de comidas o bebidas pueden comprarse una vez en el avión, a un precio más elevado que lo que costaría en tierra.

Según José Longo, especialista en aeronáutica, otro de los factores son las tasas que las aerolíneas pagan en los aeropuertos por el uso de sus instalaciones. “Las tasas del aeropuerto de El Palomar son muchos más bajas que las de Aeroparque, por lo que el gasto es menor”, explicó el arquitecto responsable del blog Aeropuerto Tucumán y de la cuenta de Twitter @Aeropuertotuc.

Seguridad garantizada

Este combo de medidas hacen que las compañías low cost puedan vender sus pasajes más baratos. Sin embargo, esta reducción de gastos no se aplica para la seguridad de los aviones.

El ahorro para las empresas proviene gracias a la eficiencia y al gasto reducido en el servicio al cliente, pero no del mantenimiento de las naves, que es la principal fuente de ingresos de las compañías, por lo que un accidente arruinaría el negocio. 

Top